Editorial, En tinta china

Noviembre

En tinta china

Por: Luis Efrén

Fieles difuntos

Ha concluido octubre y esta colaboración es la primera del mes de noviembre. Lamentablemente el cambio de horario se realizó y todavía hoy sufrimos los estragos, pero más sufrimos porque la luz del día se termina pronto. En este ambiente de los primeros días de noviembre, todavía huele a cempasúchil, crisantemo y mota de obispo, las flores típicas que llevamos a los sepulcros de nuestros seres queridos en esta temporada. Por eso mismo, embebidos de este ambiento festivo por nuestros fieles difuntos, se presenta una segunda parte de la ubicación de los sepulcros de quienes en vida fueron fieles dispensadores de los sacramentos, consejeros y padres espirituales de muchos.

Claro que lo más importante es ofrecer nuestras oraciones por ellos, sobre todo la Eucaristía, pero no está de más darnos la vuelta al lugar donde quedaron aquellos fieles ministros del Señor. Recordemos que las obras de misericordia espirituales nos piden orar por los difuntos, y entre las corporales se cuenta la de enterrar a los muertos.

Los sepulcros donde se encuentran nuestros difuntos son lugares privados de peregrinación familiar, pues nos recuerdan que Jesús, muerto en la cruz fue bajado y sepultado, y su sepulcro fue visitado por sus amigos, quienes al tercer día no lo encontraron, por ello nuestra esperanza permanece firme porque como Jesús, en el último día, en la consumación del tiempo seremos resucitados no importando la condición en la que estén nuestros cuerpos o cenizas, pues para Dios no hay imposibles.

El diezmo

Comenzando noviembre inicia también la campaña del diezmo en la Arquidiócesis, misma que se prolonga hasta marzo. Recordemos que el diezmo es la ofrenda anual que como católicos debemos dar a nuestra amada Iglesia. El quinto Mandamiento de la Iglesia dice “ayudar a la Iglesia en sus necesidades”, por lo que en esta diócesis se ofrece para todos los fieles este tiempo de cinco meses para cumplir el precepto.

El Sr. Arzobispo envía su mensaje anual, destacando que el diezmo o cooperación diocesana ha de ser un día de sueldo al año, o bien, los que no están asalariados pero generan ingresos mayores, el 2% de sus ganancias al año. Ojalá que todos cumplamos con esto que nos pide la Iglesia, no es muy gravoso y dar esa cantidad no nos hará ni más pobres ni más ricos.

El lema de este año es “Cuidar a la Iglesia, una tarea que nos toca a todos”. Cuidémosla a través de la evangelización y catequesis, de las obras diocesanas, del Seminario, de las parroquias necesitadas y pobres, de los padres enfermos y ancianos, de las casas de pastoral, etc. Devolvamos un poco de lo mucho que Dios, en su gran benevolencia, nos da.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Noticias

    Próximo el Día del Diezmo

    A TODOS LOS PÁRROCOS: Aprovecho este medio para pedirles que en los próximos dos domingos, el 1 y el 8 de ...
  • Noticias

    Diezmo, una invitación para cuidar a la Iglesia

    Mensaje episcopal por la campaña del Diezmo “Al que recogía mucho, nada le sobraba; al que recogía poco, nada le faltaba” ...
  • Editorial En tinta china

    Noviembre

    En tinta china Por: Luis Efrén Fieles difuntos Ha concluido octubre y esta colaboración es la primera del mes de noviembre. ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio