Hagamos lío, Miscelánea

¿Miedo al cambio?

Hagamos lío

Por: Araceli Flores Pérez

Ser joven, en la actualidad, implica ir desarrollando una habilidad muy importante: adaptabilidad. Porque la vida hoy está llena de cambios y algunos de ellos nos causan un gran temor. Debemos tomar las decisiones correctas, pensar en el futuro y preguntarnos acerca de qué hacer con mi vida. Todo ello inevitablemente provoca miedo. 

Sucede por otro lado que, de pronto, después de tomar esa decisión ¡nos sentimos tan bien! Llegamos a disfrutar de una agradable zona de confort con las personas que nos rodean, los lugares, lo que hacemos. Y nos encontramos como Pedro, exclamando: “Señor, ¡qué bien estamos aquí!” (Mt 17,4). Pero después las personas se van, nos mudamos de casa, terminamos con la pareja, cambiamos de trabajo o nos quedamos sin él, cambiamos de escuela, finalizamos etapas, etc. Y otra vez viene esa resistencia, el miedo a un nuevo comenzar, sobre todo cuando se debe iniciar desde cero.

Todo esto sucede probablemente no una, sino varias veces. Son ocasiones para superarnos, superar el pasado y en ocasiones con mucho dolor. En ese momento es Dios quien responde como le respondió a Pedro en el Tabor: “Éste es mi Hijo muy amado, en quien me complazco, escúchenlo” (Mt 17, 5). Sí, es Él quien nos invita a escuchar a su Hijo, pues siempre nos acompaña en todos nuestros caminos.

En cuanto a nosotros, somos instrumentos amados de Dios, y así como hemos escuchado que otros dicen, que tenemos una misión, es probable que en cada cambio que experimentamos, es Él que nos invita a través de los acontecimientos a cumplir no una, sino muchas misiones: en el nuevo trabajo, con los nuevos compañeros, otros ambientes, en fin, otros caminos que Dios recorre con nosotros. Sí, Él nos impulsa, nos acompaña y nos invita a ser sus trabajadores ahí donde lo necesita.

Cada vez que un cambio se aproxime, piensa que se trata de una nueva misión, de un nuevo reto que debes iniciar ofreciéndolo a Dios, pidiéndole que sea su Espíritu Santo quien te guíe, seguro en la compañía de Jesús y de María. Y hazlo, el cambio, compartiendo el amor y la fe a donde quiera que vayas, como misionero permanente, haciendo caso a la invitación de Pablo en su Carta a Filemón: “¡Ojalá que esa tu fe, que tenemos en común, se vuelva activa y llegues a conocer todo el bien que podemos realizar por Cristo!” (Fil 1,6).

-La autora es miembro del Grupo Jóvenes Mayores, Jesús Buen Pastor.

La comunidad de Jóvenes Mayores (JOMA) de la parroquia Jesús Buen Pastor, invita a todos los jóvenes mayores de 22 años a la Casa de la Iglesia para un hermoso encuentro personal con Dios a través del Kerigma. Será los días 13, 14 y 15 de diciembre. Informes: Cel. 614-254-1705

Share this Story
  • Hagamos lío Miscelánea

    ¿Miedo al cambio?

    Hagamos lío Por: Araceli Flores Pérez Ser joven, en la actualidad, implica ir desarrollando una habilidad muy importante: adaptabilidad. Porque la ...
Load More Related Articles
Load More In Hagamos lío

Check Also

El Señor nos regala una nueva parroquia

Notidiócesis hace eco de la alegría de los ...

Anuncio