Noticias

El sacerdocio, “una bendición que yo no busqué”

Veinticinco aniversario del P. Dean Stasell, LC

Por: Karen Assmar Durán

El próximo 25 de noviembre cumple 25 años de sacerdocio el P. Dean Stasell Creamean, Legionario de Cristo, quien estadounidense de nacimiento ha dispensado su ministerio durante 17 años en esta Arquidiócesis de Chihuahua. Su celebración, enmarcada en la fiesta de Cristo Rey, será el viernes 22 de noviembre con santa Misa de 7:30pm en San Chárbel.

Father Dean con sus papás y hermanos.

Familia, pilar de su vocación

En una amena entrevista plagada de anécdotas, algunas bastante jocosas, el padre Dean platicó haber nacido el 15 de mayo de 1959 en la ciudad y diócesis de Joliet, Illinois (EUA). Tercero de cuatro hijos del muy cristiano matrimonio de James Stasell y Norma Creamean, cuyos orígenes se remontan a Alemania y Checoslovaquia -respectivamente-. Es Lynn Meffered su hermana mayor, su hermano gemelo David John nació 2 minutos y 38 segundos antes que él, y el menor es Jim; todos fueron criados en Plainfield, Ill., población rural en cuya parroquia católica St. Mary’s los mellizos fueron monaguillos.

Platicó que por “muchos años mi mamá, pobrecita, no distinguía quién era quién” y, como era de suponer, al que siempre le echaban la culpa era a él, “pero no pasa nada, yo lo amo con todo mi corazón”, en referencia a su gemelo. “Mi mamá y mi papá nos educaron en un ambiente de mucha confianza”, y aunque “ninguna familia es perfecta, nos inculcaron el espíritu de siempre cuidarnos entre hermanos” y jamás “poner en peligro la fraternidad”.

Un acontecimiento marcó su vocación: un joven compañero de escuela de 23 años murió a causa de los esteroides que consumía para tener un “cuerpo perfecto”, lo que le hizo preguntarse qué sentido tiene la vida, “y casi doce años después, ya ordenado, lo encomendé en Misa”.

El caballo y la novia

Aficionado a los caballos, compartió que cuando empezó a ganar su propio dinero pudo comprarse un ejemplar, luego lo vendió y compró otro. En ese tiempo no tuvo novia, sólo amigas, “porque si tienes caballo no puedes tener novia, o es una cosa o la otra”.

Cuando vendió su segundo caballo comenzó un noviazgo que duró más de dos años, incluso compró anillo de compromiso. Por diversas dificultades que le confirmaron que el matrimonio no era con ella, la noche que “cortaron” él traía en la bolsa de su pantalón el anillo que jamás entregó; entonces volvió a su mente aquella inquietud que Dios desde niño había sembrado.

Para verificar que aquella vocación fuera auténtica, “empecé a buscar y consultar diferentes sacerdotes, tuve muchísimo apoyo de mi familia… Cómo encontré a los Legionarios de Cristo es un misterio, yo quería responder en fe y confianza lo que Dios me estaba pidiendo: dar mi vida a Él”.

Formación y Ordenación

En 1983 se trasladó a Cheshire, Connecticut, con los Legionarios de Cristo y cursar dos años de Noviciado. Siguió un año de Humanidades en Salamanca, España, y dos años de Filosofía en Roma. Los tres años de Prácticas Apostólicas fueron como en Cheshire y cursó luego cuatro años de Teología en Roma. Entre risas comentó que durante la formación, cuando tenía momentos de lucha, pensaba: “Mis papás tienen la culpa, por ser tan buenos…”, y Dios bendijo al matrimonio con el sacerdocio.

Recibió la ordenación presbiteral con 57 compañeros más el 25 de noviembre de 1994, en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, de manos del Nuncio, Mons. Girolamo Prigione. “Por accidente nací americano y por gracia de Dios sacerdote mexicano”, expresó.

De ese momento, recordó: “No creía que había llegado el día. No estaba distraído, estaba muy recogido, ¡a lo que iba! Me recuerdo con una gran confianza, era Legionario de Cristo, soldado de Cristo, suficiente de Cristo pero tengo que seguir, estoy preparado para las batallas que tienen que venir, ‘vamos, con ganas’, esa palabra que nosotros no tenemos en inglés, ‘ganas’, ¡me encanta!”.

Su Primera Misa fue en una de las capillas privadas de la Basílica de Guadalupe y una señora, que extrañamente no aparece en el video, le comentó en el besamanos que la diferencia de antes y después de la Ordenación era que ya podía consagrar y confesar, “una experiencia muy bonita… ‘Misterio’ siempre, porque no son mis manos, son las manos de Cristo y tengo que cuidarlas siempre”.

Destinos

Father Dean fue reclutador vocacional en la costa oeste de Estados Unidos, en Valencia (España), en Georgia y Washington. En agosto de 1998 se convirtió en el primer Legionario en establecerse en Chihuahua para atender los apostolados del Regnum Christi por un año, “…y no me di cuenta que pasó un año hasta que ya habían pasado seis”, y serían 12 años en los que correspondió al P. Dean sacar adelante el colegio, estructurar el movimiento Regnum Christi, etc. Finalmente en 2006 llegó un segundo Legionario y en 2008 un tercero. Actualmente son siete.

En 2010 fue enviado a Manila, Filipinas. De 2011-2015 en Los Ángeles fue superior y trabajó en Guadalupe Radio, estación de los Legionarios al servicio de aquella Arquidiócesis.

En 2015 regresó a Chihuahua con múltiples encomiendas, algunas de las cuales ya ha dejado en manos de sus compañeros para recuperarse de su salud.

Sacerdote 24/7

“El sacerdocio no fue mi idea, fue idea de Dios” y como tal Él lo ha sostenido en todo, confiando, amando. También manifestó que su sacerdocio “es un servicio y estoy abierto para cualquier persona que se me acerca, es hermoso”; sin embargo, confesó que al terminar el día, “reflexionando, agradeciendo, pidiendo perdón a Dios, siempre un pensamiento me viene para asustar mi conciencia: ‘No sé si he hecho todo por Dios’… Tengo que ser humilde… Tú tienes que ser sacerdote, Legionario de Cristo, obediente, por la salvación de las almas, aunque fuera sólo una, vale la pena”.

Aseguró que “el sacerdote es otro Cristo, glorificador del Padre y salvador de almas, 24/7” (24 horas, 7 días de la semana), y reafirmó que en su sacerdocio “todo ha sido una bendición que yo no busqué pero fue una decisión que tuve que purificar; no fue mi capricho ni mi idea y la clave ha sido: ¡GANAS!”.

Festejo

El 18 de julio pasado, en su parroquia de toda la vida, el P. Dean tuvo la dicha de festejar su 25º aniversario, 65 y 40 años de matrimonio de sus padres y hermana. Este 22 de noviembre celebrará con la comunidad en Chihuahua, en evento organizado no para honrar al P. Dean, “sino para exaltar y valorar la figura sacerdotal, el sacerdocio de Jesucristo, y que se mantenga como Él siempre lo quiso: en su Corazón”.

Share this Story
  • Noticias

    El sacerdocio, “una bendición que yo no busqué”

    Veinticinco aniversario del P. Dean Stasell, LC Por: Karen Assmar Durán El próximo 25 de noviembre cumple 25 años de sacerdocio ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio