La Iglesia en las Periferias, Reportajes

Cuidado Infantil Preventivo, por ellos

La Iglesia en las periferias

Por: Karen Assmar Durán

El 15 de septiembre del año 2015 tres jovencitas católicas, ante la grave problemática que afecta a Chihuahua en cuestión de abuso infantil, se decidieron a hacer “algo”. Ese “algo”, al cual se fueron agregando amigas hasta formar un grupo de siete, es lo que hoy se conoce como Cuidado de la Infancia mediante la Prevención o Cuidado Infantil Preventivo -CIP, por sus siglas-, que tiene como lema: “Previniendo cuidamos su futuro”.

“La causa nos unió y en el camino nos fuimos haciendo amigas”.

Por ellos, por los niños

“Prevenir la pedofilia y el abuso sexual infantil en todas sus formas”, es la meta que se han fijado Isabel Sánchez Gurza, María Guadalupe Martínez, Mariela Ávila, Alejandra Ramírez, Mariana Sáenz, Cinthia Arzaga y Judit Martínez; jóvenes profesionistas en áreas como las Artes, el Derecho, la Arquitectura, la Docencia y la Ingeniería. Todas son solteras, lo que afirman ha sido un punto a su favor pues la gente a la cual se dirigen a través de charlas y talleres de prevención de estas problemáticas se sorprende no sólo por su juventud, sino también porque han asumido una labor a favor de los niños sin tener ellas la experiencia de la maternidad.

De sus orígenes

Relatan que en 2015, cuando se generó una polémica mediática al difundirse la noticia de que la APA, la asociación de psicología más importante del mundo, cambiaría el estatus de la pedofilia de ‘trastorno psiquiátrico’ a ‘orientación sexual’, se prendieron los focos rojos. A ello se aunó el que en Holanda se instituyera un partido político conformado por pedófilos, “que ya habían estado encarcelados por posesión de pornografía infantil, y cuya plataforma política incluía aprobar leyes a favor de la pedofilia, la zoofilia, etc., y sacar de la cárcel a los presos por abuso sexual. Este partido no tuvo mucho peso, tampoco la APA cambió en su manual el estatus de la pedofilia; sin embargo, cada vez más ese discurso ideológico estaba permeando para que la gente lo aceptara, y aquí en México se quería hacer lo mismo. Por ello surgió la idea de crear esta asociación con el fin de prevenir y no esperar a que esas ideas lleguen al país”.

Fueron Isabel, María y Judit las iniciadoras, y poco a poco se fueron agregando otras chicas interesadas en el tema: “La causa nos unió y en el camino nos fuimos haciendo amigas, porque estábamos convencidas de la necesidad de trabajar por este tema”, cuentan.

Constituida como asociación civil en 2018, desde los inicios sus integrantes han vivido diversos procesos de capacitación que incluyen talleres y diplomados certificados que sustentan profesionalmente su formación en el tema.

Es importante hablar estos temas en las parroquias.

Prevenir

La labor del CIP en cuatro años de existencia se ha extendido en especial a padres de familia, catequistas, maestros, seminaristas y grupos de jóvenes a quienes brindan pláticas sobre prevención de abuso sexual infantil e ideología pedófila. Comentan: “Todo se ha dado, gracias a Dios, por las oportunidades que nos han brindado en su mayoría por personas que nos conocen, han apoyado el proyecto y nos dan el espacio para entrar porque valoran lo que estamos haciendo”.

Y es que, ante esta problemática de la que muchos no quieren que se hable, la situación en México y Chihuahua en particular es bastante grave. Señalan que 6 de cada 10 niños sufre abuso, de cualquier tipo; entonces, “nuestro trabajo va enfocado en la prevención, a formar a los adultos para que los niños no sean vulnerados y les brinden las herramientas para defenderse y no ser una víctima más”.

No es acción propia del CIP brindar tratamiento a víctimas de abuso: “No somos psicólogos ni terapeutas, pero sí podemos canalizar a las víctimas con quienes les pueden ayudar”.

Proteger

¿Cómo se protege a un niño de un posible abuso? “La respuesta de la prevención es el AMOR. Por lo general los niños abusados son aquellos que no tuvieron atención por parte de sus padres, nadie les brindó cariño; estos niños, ante esta necesidad de cariño, lo reciben de quien sea y en la forma que sea y no pocas veces ese ‘cariño’ en realidad es una perversión: un perverso que se les acerca y les da el amor que no recibieron en casa”. Por tanto, exhortan: “Ama bien a los niños que tienes cercanos; a tus hijos quiérelos y demuéstrales ese afecto, a tus sobrinos, a tus alumnos, etc., quiérelos de una manera sana para que conozcan lo que es amor verdadero y no reciban ese falso afecto de gente perversa”.

Agregan: “Las cifras hablan por sí mismas. Ahorita los padres están muy ausentes; ésa es una de las razones por las cuales hay mucho abuso en todas las áreas, no sólo sexual. Lo que el CIP pretende es concientizar a la sociedad que el niño requiere a un adulto a su lado que le enseñe a amar de forma correcta, que le enseñe a cuidarse, a conocerse, a respetarse y a hablar cuando tenga que hacerlo”.

Capacitación a seminaristas.

Formar 

Con un costo mínimo de recuperación, el CIP ofrece charlas y talleres adaptados al público que los solicita en temas como: Entender a la víctima, entender al agresor, cuáles son las consecuencias y las nuevas formas de abuso… Como la mayoría de los abusos ocurren en casa, hacen énfasis en la importante labor de prevención que se puede lograr capacitando a maestros y catequistas.

Otra forma de llegar cada vez a más personas es a través de la página web (www.cipxellos.org) y redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram. “Como católicas, el mensaje que queremos dar a la comunidad es que necesitamos salir de las parroquias y para ello se necesitan manos que trabajen por estos temas; a lo mejor no les mueve mucho el abuso sexual infantil, pero hay muchos otros ligados: divorcio, violencia intrafamiliar, etc., en los que pueden apoyar. Sabemos que existe gente de buena voluntad que le gustaría colaborar, pero quizá no sabe cómo hacerlo o no se ha atrevido pero, así como nosotras, con amigas se puede hacer lo que se propongan y ayudar a la sociedad y no sólo quedarnos encerrados en las parroquias”.

Además de unirse al equipo como especialista o voluntario, otras formas de colaborar con el CIP son donar y compartir el contenido para prevenir que más niños y adolescentes sufran abuso sexual.

Defender

Otro aspecto que abarcan es la defensa de la vida: “Un niño que está siendo abusado no quiere vivir. Es tan grande el golpe que sufre por un abuso, que lo menos que quiere es saber de la vida. Esas situaciones nos tocan, porque hay que entender que defender la vida es también prevenir el abuso sexual, la violencia, para que la gente que lo sufre quiera vivir; es parte de lo que tenemos que hacer: amar la vida y defenderla de manera integral”.

Por otro lado, se trata igualmente de entender que el agresor es persona; “por tanto, sigue teniendo dignidad y mereciendo un trato digno: ni matarlo ni castrarlo, como dicen. Es natural que nos enoje porque lo que hace es perverso, pero no deja de ser persona. En las pláticas no queremos difundir ese discurso de odio; además, ¿quiénes somos para juzgar?, al contrario, Dios es misericordioso y quién sabe qué habrán vivido esas personas. Lo que sí sabemos es que entre el 40-60% de los niños abusados, cuando llegan a adultos se convierten en abusadores; es un ciclo y no puedes juzgar tajantemente a la persona, porque también ha sufrido”.

El P. Raymundo Tristán apoyando la causa.

La víctima es primero

Aseguran que las víctimas muchas veces no hablan por temor a no ser creídas, “por eso queremos generar estos espacios de confianza para que las personas se atrevan a hablar y sepan que van a ser escuchadas y no re-victimizadas… Y sea quien sea quien perpetre el abuso, es un delito y un pecado grave; de ahí la importancia de denunciar, aunque luego nos cueste confiar en nuestras autoridades, hay que hacerlo”.

Conclusiones

De manera personal, algunas de las chicas comentan qué ha significado participar en esta labor tan importante y compleja que realizan en el CIP:

María Guadalupe: “Para mí ha sido un aprendizaje en todos los sentidos, y saber qué es lo que Dios me está pidiendo a mí como persona y qué como equipo. En Chihuahua somos número uno en violencia sexual infantil, por algo estamos aquí, porque es muy necesaria esta labor en este punto de la historia que nos toca vivir”.

Judit: “Mi vocación siempre ha estado dirigida a los niños y muchas veces vemos que lo que se hace en el aula no es suficiente; tenemos que salir para ver qué está pasando con ellos en casa, en la comunidad. Estar en CIP me ha ayudado de cierta manera a regresar un poco de todo lo que Dios me ha dado, tratando de ayudar a quien no tiene esa oportunidad y buscar la forma de que ya no exista el abuso ni la violencia y se respete y cuide la niñez como debería ser”.

Alejandra: “CIP ha representado para mí esperanza, me ha enseñado que toda época ha tenido sus dificultades pero Dios siempre despierta vocaciones para dar respuesta a esas problemáticas sociales. Al principio me frustraba mucho el tema, incluso se llega a decir que no se va a poder lograr nada pero sí se puede, sólo necesitamos manos y alguien que alce la voz”.

Isabel: “Ha sido un camino pesado pero al final del día me he topado con gente increíble que trabaja en estos temas súper difíciles y eso es muy satisfactorio; también he tenido la oportunidad de escuchar a víctimas de abuso y ser testigo de sus procesos de sanación. Somos hijos de nuestro tiempo, las cosas están muy feas pero Dios no nos abandona”.

Mariela: “Una frase que hemos hecho nuestra es ‘Todo influye pero nada te determina’; es un mensaje para quien ha sufrido abuso sexual, que no crea que toda su vida va a sufrir por eso, lo puede superar y hay gente que lo ha superado y es muy feliz, pues a pesar de todo lo que haya vivido eso no determina su valor”.

Para concluir, invitan a estar muy atentos: “Los niños son de todos y TODOS tenemos que velar por su seguridad. Si ven algo, ¡denúncienlo!, no esperen a que suceda un abuso”.

CIPxellos

Cuidado de la Infancia mediante la Prevención, AC.

Mayores informes: Cel. 614-2345889 / www.cipxellos.org

Búscalo en Facebook, Twitter e Instagram.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In La Iglesia en las Periferias

Check Also

Concluye con más voluntarios campaña “40 Días por la Vida”

La próxima será en Cuaresma Por: Cristina Alba ...

Anuncio