Artículos, Esta es nuestra fe

5 puntos para interpretar correctamente la Biblia

Esta es nuestra Fe

Por: Hno. Francisco Gamboa Hernández, FMAP

En estos tiempos de tanta confusión, de fanatismo religioso en algunos grupos -entre ellos los Adventistas del Séptimo día-, es necesario que cada uno nos preocupemos por investigar y conocer la doctrina de la Iglesia, que desde sus inicios por mandato de Cristo ha sido custodia del depósito de la fe, guía del pueblo de Dios e intérprete de las Sagradas Escrituras.

Pidamos al Padre que abra nuestra mente y nuestro corazón, para poder interpretar su Palabra de acuerdo con la enseñanza de nuestra Madre Iglesia y de su Magisterio. Repitamos tres veces:

V. Espíritu Santo, Fuente de luz.

R. Ilumínanos y santifícanos.

La Palabra de Dios es inspirada por Él mismo; no obstante, los hombres de Dios han vivido en un tiempo y una determinada historia, por lo cual la Escritura contiene experiencias muy personales y conocimientos acordes con la época en que se escribió. Dios inspiró, pero el ser humano escribió.

Por ello, a continuación se describen algunos aspectos a tomar en cuenta cuando nos acerquemos a leer y meditar la santa Biblia, a fin de no caer en fundamentalismos o malas interpretaciones:

a) Creencias

Campo científico: En el libro de Josué 10,13 leemos: “Y el sol se detuvo…”, lo cual describe los conocimientos científicos de la época, en donde se cree que el astro se detuvo porque se pensaba que era precisamente el Sol el que giraba alrededor de la Tierra pero hoy, gracias a los avances científicos, sabemos que es la Tierra la que gira alrededor del Sol.

Campo de las antiguas leyendas: Génesis 4,1-4 narra que “los hijos de Dios se unieron con los hijos de los hombres, surgiendo los héroes de la antigüedad”. Así como en cada pueblo existen ciertas creencias sobre sus antepasados y cómo entendían que se formó lo que ahora conocemos, también se creyó que de la unión de seres divinos con mortales surgieron semidioses.

Campo religioso-filosófico: En Génesis 9,5 se especifica que la vida está en la sangre; por tanto, el pueblo de Israel consideraba que la vida le pertenece sólo a Dios y por ello la sangre tenía un valor de sacrificio a Dios, de tal modo que no podían tomar ningún tipo de sangre.

Campo social y familiar: En el contexto del pueblo de Israel encontramos una postura machista; por ejemplo, en Génesis 3,1ss se señala a la mujer que por su culpa entró el pecado, la esclavitud; estas actitudes ahora se están tratando de erradicar.

b) Costumbres. Al igual que en nuestros tiempos, en cada país o lugar hay costumbres propias y en la Biblia encontramos muchas costumbres del pueblo de Israel, por ejemplo la forma de sepultar a los muertos en tumbas de piedra o cómo debían purificarse para recibir sus alimentos.

c) Opiniones. En este aspecto encontramos un ejemplo claro en Hechos (15,1-2), donde algunos pensaban que la circuncisión era necesaria para salvarse y otros opinaban que no.

d) Ordenanzas

Provisionales: el diezmo, la ofrenda, las primicias para sostener a los levitas, viudas y huérfanos, “coman lo que les den” (Lc 10,7; Mt 10,10).

Perennes: “No tendrán otros dioses fuera de mí” (Éx 20,3); “honra a tu padre y a tu madre” (Éx 20,12), etc.

e) Consejos

Para todos: las Bienaventuranzas (Mt 5,3-12), la ley del amor (1Jn 3,16).

Para algunos: desprendimiento de bienes (Mt 19,21), vida casta como una entrega total al Reino de Dios (Mt 19,12; 1Cor 7,6).

Para ciertas circunstancias: en tentaciones (Proverbios 5,1-23), resolución de problemas a la luz de la Palabra de Dios (Stgo 1,2-5; 1Tim 2,9-10).

f) Enseñanzas: Dado que la Palabra de Dios está dividida en dos grandes partes, debemos observar la enseñanza que hay en ambos Testamentos sin olvidar que el Antiguo es una preparación al Nuevo, que es la consumación de la salvación en Cristo.

Como podemos darnos cuenta, no es fácil encontrar el verdadero significado de muchas cosas contenidas en la Biblia, por eso no pocos han errado en su interpretación. ¿Qué hacer entonces? Acudir a formación para que alguien nos explique (Hech 8,31), pues para interpretar correctamente la Palabra de Dios necesitamos cubrir al menos 5 aspectos muy importantes:

1. Estudiar el texto.

2. Examinar el contexto.

3. Tener en cuenta los textos paralelos.

4. Tener en cuenta la analogía de la fe.

5. Examinar la Tradición viva de la Iglesia.

Veamos un breve ejemplo sobre estos puntos, relacionados con el tema de imágenes:

Punto 1: Ex 20,4 “No te harás imagen alguna”.

Punto 2: Ex 20,1-5, meditar lo que se encuentra antes y después del versículo.

Punto 3: Ex 25,10; Núm. 21,8; 1Rey 6,23; Gen 1,26, etc. Examinar todos los textos que se refieren al mismo tema.

Punto 4: Tiene que haber consonancia (acuerdo), entre todas las verdades que presenta la Biblia y son enseñadas por la Iglesia Católica.

Punto 5: Cuando Jesús envió a los apóstoles no les ordenó que escribieran su mensaje, sino que lo anunciaran (trasmisión oral). Además, lo que se escribió no fue todo lo que dijo e hizo Jesús (Jn 21,25).

Como ven, amados lectores, son aspectos que debemos saber pero que sólo se logran con formación: leyendo autores acreditados, asistiendo a cursos y, por supuesto, pidiendo al Espíritu Santo que nos ilumine. Y que la Santísima Virgen María nos ayude a conocer, amar y servir cada día de nuestra vida al buen Dios.

-Referencia bibliográfica: P. Flaviano Amatulli Valente (2018). Diálogo con los protestantes, Ediciones Apóstoles de la Palabra, México.

-Sección a cargo de la Fraternidad de Misioneros Apóstoles de la Palabra. Envíanos tu duda, sugerencia o comentario vía Facebook: Evangelio y cultura CDMX o al correo: evangelioyculturamedios@gmail.com

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio