Noticias

Viven adolescentes un Congreso ¡de película!

Derroche de talento en el XXII Congreso Católico

Por: Karen Assmar Durán

Dos mil quinientos jovencitos y jovencitas se dieron cita los días 5 y 6 de octubre en el gimnasio RMQ, para formar parte de la historia que se construyó ese fin de semana ¡de película!, durante la celebración del XXII Congreso Católico para Adolescentes que la Pastoral Diocesana de Adolescentes preparara desde meses atrás “por amor a los adolescentes”.

Los asistentes, la mayoría miembros de grupos juveniles de parroquias citadinas y foráneas, así como de movimientos diocesanos y escuelas atendidas por religiosos y religiosas, acudieron sábado y domingo desde temprana hora para apartar un buen lugar en el recinto, que lució a la mitad de su capacidad; y si bien fue un buen número (500 más que el año pasado según cifras oficiales), aún falta llegar a más chicos y chicas que no han tenido un encuentro personal con Jesús y, por tanto, todavía no conocen el Amor verdadero que da sentido a toda la existencia.

En ese tenor giraron las reflexiones de ambos días, inaugurados formalmente por el padre asesor de la Pastoral, Pbro. Guillermo Acosta, quien próximo a festejar 25 años de ministerio aseguró que esta fiesta diocesana de los adolescentes formó parte de su celebración.

Los temas abordados fueron sumamente dinámicos, destacando las participaciones de Joel Domínguez de Campamentos Kairós con “Raíces que dan vida”; “Sueños de amor que habitan en el corazón del joven” a cargo del joven sacerdote Luis Ramón Mendoza, quien también dirigió una bellísima Hora Santa; “La prisión de lo obvio” por la Pastoral Penitenciaria; y Luis Diego Carranza, de la Arquidiócesis de Monterrey, abordó el tema “María, la influencer de Dios”, en que subrayó que no obstante la juventud incipiente de aquella muchachita judía, no dudó en decir ‘sí’: “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”, cita bíblica (Lc 1,38) que fue el lema de este magno evento.

No pudo faltar la entronización de la imagen de la Santísima Virgen en su advocación de Guadalupe, que acompañó a sus hijos adolescentes durante todo el Congreso; tampoco faltaron el momento vocacional con los seminaristas de Hinnení, las dinámicas a cargo de los alegres conductores, mucho menos las alabanzas que mantuvieron a la juventud participativa, coreando con gran entusiasmo los tan conocidos “Rendid a Yavéh”, “La Cosecha”, “Canto de Filipenses” y, por supuesto, el canto lema (con todo y coreografía) de la autoría del talentoso seminarista Esteban Orozco, quien cursa el primer año de Filosofía.

Por demás significativas resultaron la apertura y clausura del Congreso, ya que a partir de las historias de “Victoria” y “Luis”, de sus problemáticas de adolescentes tan cercanas a la vida de tantos y tantos, se representaron escenas de varias películas para todos conocidas y se interpretaron canciones con letras adaptadas a la ocasión de cintas como: “El rey león”, “A star is born”, “High School Musical”, “Aladdin”, donde hubo derroche de talento, en especial en cuanto a baile y voces.

La Eucaristía dominical presidida por Mons. Constancio Miranda Weckmann, fue el momento culmen del Congreso, ya que alimentados por el Pan eucarístico los chicos y chicas confirmaron su decisión de comprometerse a ser mejores en todo sentido y, sin importar el sacrificio que ello implique lucharán para, como María, responder al Señor con un “HÁGASE EN MÍ”. 

El joven coordinador de la Pastoral Roberto Ruiz y la coordinadora general del Congreso Gaby Pérez, agradecieron a los asistentes por su presencia y a todos los servidores por su generosidad al donar su tiempo y talento para que el evento fuera de alfombra roja. Finalmente anunciaron con gozo la realización de la edición XXIII del Congreso, Dios mediante el 26 y 27 de septiembre del 2020.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

El vuelo del cuervo

Por qué soy católico Por: Paco Pérez Es ...

Anuncio