Editorial, En tinta china

Ser santos es de hoy

En tinta china

Por: Luis Efrén

Llegamos al final del mes de octubre y comienzo de noviembre. Llega el cambio de estación y con él los días y las noches más frías que en septiembre. Demos gracias al Señor porque nos sigue concediendo esta bendición de las estaciones del año, pues a pesar de que no hemos cuidado lo suficientemente bien nuestra tierra, el Todopoderoso no deja de ser benevolente. De este modo estamos invitados también nosotros a ser benévolos con los demás, sobre todo con aquellos hermanos que sufren del clima frío al no tener abrigo suficiente. Echemos un vistazo a las periferias de nuestras ciudades, donde hay asentamientos humanos en los que abundan la miseria y la pobreza, el desempleo, faltan servicios básicos y agua potable, los niños están mal nutridos, hay mucha flora y fauna nociva, etc. Bien profetizó el Señor en el Evangelio: a los pobres siempre los tendrán con ustedes, y no porque Él quiera, sino porque conoce del hombre los corazones duros y no puros, mentes tercas y cerradas pero no tantas que obren por el bien de los hermanos.

Precisamente en esta semana celebramos a los que sí obraron bien, que entregaron hasta el heroísmo su vida y testimonio: el día primero de noviembre recordamos a Todos los Santos, aquellos de nuestros hermanos a quienes el Señor ya tiene en su presencia, aquellos que en el silencio de sus días optaron por cumplir el Evangelio, haciéndose a sí mismos misericordia de Dios para los demás, amigos de Jesucristo. Son muchos, millones los que han recibido el premio de la Vida Eterna. Podemos preguntarnos cuántos Pedros, Pablos o Franciscos de Asís, cuántas Catalinas de Siena, cuántas Teresas de Calcuta, cuántos Rafaeles Guízar y Valencia, cuántos Judas Tadeo que quizá hemos conocido o quizá no, cuyos nombres ya fueron olvidados, pero no el bien que en su vida realizaron. Aún hoy viven ocultos entre nosotros, cumpliendo el Evangelio y la voluntad de Dios a diario.

Creo que la santidad no es cosa del pasado, tampoco creo que sea una cuestión de edad. La santidad es un llamado para todos los bautizados y debemos luchar por ser cada día santos.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Ser santos es de hoy

    En tinta china Por: Luis Efrén Llegamos al final del mes de octubre y comienzo de noviembre. Llega el cambio de ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

El Señor nos regala una nueva parroquia

Notidiócesis hace eco de la alegría de los ...

Anuncio