Editorial, En tinta china

Ser santos es de hoy

En tinta china

Por: Luis Efrén

Llegamos al final del mes de octubre y comienzo de noviembre. Llega el cambio de estación y con él los días y las noches más frías que en septiembre. Demos gracias al Señor porque nos sigue concediendo esta bendición de las estaciones del año, pues a pesar de que no hemos cuidado lo suficientemente bien nuestra tierra, el Todopoderoso no deja de ser benevolente. De este modo estamos invitados también nosotros a ser benévolos con los demás, sobre todo con aquellos hermanos que sufren del clima frío al no tener abrigo suficiente. Echemos un vistazo a las periferias de nuestras ciudades, donde hay asentamientos humanos en los que abundan la miseria y la pobreza, el desempleo, faltan servicios básicos y agua potable, los niños están mal nutridos, hay mucha flora y fauna nociva, etc. Bien profetizó el Señor en el Evangelio: a los pobres siempre los tendrán con ustedes, y no porque Él quiera, sino porque conoce del hombre los corazones duros y no puros, mentes tercas y cerradas pero no tantas que obren por el bien de los hermanos.

Precisamente en esta semana celebramos a los que sí obraron bien, que entregaron hasta el heroísmo su vida y testimonio: el día primero de noviembre recordamos a Todos los Santos, aquellos de nuestros hermanos a quienes el Señor ya tiene en su presencia, aquellos que en el silencio de sus días optaron por cumplir el Evangelio, haciéndose a sí mismos misericordia de Dios para los demás, amigos de Jesucristo. Son muchos, millones los que han recibido el premio de la Vida Eterna. Podemos preguntarnos cuántos Pedros, Pablos o Franciscos de Asís, cuántas Catalinas de Siena, cuántas Teresas de Calcuta, cuántos Rafaeles Guízar y Valencia, cuántos Judas Tadeo que quizá hemos conocido o quizá no, cuyos nombres ya fueron olvidados, pero no el bien que en su vida realizaron. Aún hoy viven ocultos entre nosotros, cumpliendo el Evangelio y la voluntad de Dios a diario.

Creo que la santidad no es cosa del pasado, tampoco creo que sea una cuestión de edad. La santidad es un llamado para todos los bautizados y debemos luchar por ser cada día santos.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Ser santos es de hoy

    En tinta china Por: Luis Efrén Llegamos al final del mes de octubre y comienzo de noviembre. Llega el cambio de ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio