Santo de la Semana

San Antonio María Claret

Antonio, el quinto de once hijos del humilde y piadoso matrimonio de Juan Claret y Josefa Clará nació en Sallent de Llobregat (Barcelona, España) el 23 de diciembre de 1807.

Trabajó en el modesto taller textil familiar y perfeccionó este arte en Barcelona, donde trabajaba de día y estudiaba de noche en la Escuela de Artes y Oficios.

Dejando a un lado un futuro prometedor en la industria, en 1829 ingresó al Seminario Diocesano de Vich, donde fue ordenado sacerdote en 1835, poco tiempo antes que el gobierno prohibiese las ordenaciones.

Con gran satisfacción y alegría de su familia, su primer destino fue su parroquia natal. Dos años más tarde, considerando partir a las misiones extranjeras como sacerdote de Propaganda Fide, marchó a Roma; inició el noviciado como Jesuita, mas por su mala salud fue aconsejado de volver a España.

De regreso, predicó misiones y retiros en toda Cataluña y Canarias, donde le llamaban cariñosamente “el Padrito”. Solo y a pie, durante diez años (1840-1850) recorrió grandes distancias geográficas, predicando misiones populares a multitudes. Aplicó efectivamente tres estrategias apostólicas: difundir volantes, folletos y libros; formar a los sacerdotes; y establecer asociaciones piadosas y apostólicas para seglares. Se dice que predicó durante su vida 10,000 sermones y escribió cerca de 200 libros y folletos para instrucción y edificación del clero y el pueblo, difundidos a través de la Librería Religiosa de Barcelona que él fundó.

En 1849 fundó los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos) y en 1855 las Religiosas de María Inmaculada Misioneras (Claretianas); también intervino directa o indirectamente en otras grandes fundaciones religiosas y de institutos para laicos como la actual Filiación Cordimariana.

En 1849 fue elegido arzobispo de Santiago de Cuba, diócesis vacante hacía 14 años en la que trabajó incansablemente: misionó, renovó, sembró el amor y la justicia, combatió la discriminación racial, fundó parroquias e instituciones como escuelas, cajas de ahorros, asilos… Su labor atrajo el odio de esclavistas y clérigos no dispuestos a enderezar su conducta, incluso fue víctima de varios intentos de asesinato. Un hombre le hirió gravemente con una navaja y Mons. Claret, casi agonizando, pidió que perdonaran al criminal. 

Renunció al gobierno de su diócesis en 1857 y volvió a España donde fue confesor de la reina Isabel II y rector del Real Monasterio de El Escorial, al que devolvió su esplendor. Dedicó bastante tiempo al confesonario, predicar misiones y difundir buenos libros.

Vivió en perpetua unión con Dios y le fueron concedidas notables gracias sobrenaturales. La clave de su espiritualidad fue el amor al Santísimo Sacramento y la devoción a la María: “Ella es todo corazón y toda amor”, decía.

Por las difíciles condiciones políticas de España, Claret fue objeto de calumnias y difamaciones que le llevaron al destierro. Murió el 24 de octubre de 1870 en el monasterio cisterciense de Fontfroide (Francia). Poco antes había participado en el Concilio Vaticano I, siendo el único padre conciliar en ser elevado a los altares.

Beatificado (1934) por Pío XI y canonizado (1950) por Pío XII, le conmemoramos el 24 de octubre.

San Antonio María Claret y Clará

(1807-1870)

Obispo, misionero y fundador español, hombre activo, creativo y visionario, pero también de alta oración e intensa vida interior. Todo su ministerio se dedicó a predicar el Evangelio, confeccionando para ello miles de volantes, folletos, libros, que le merecen ser llamado “apóstol de la prensa”. Fundó las Congregaciones de Misioneros y Misioneras Claretianos y como arzobispo de Santiago de Cuba trabajó de modo admirable por el bien de las almas. Fue calumniado y perseguido; tuvo que soportar muchas pruebas por causa de la Iglesia y murió desterrado en Francia.

Share this Story
  • Santo de la Semana

    San Antonio María Claret

    Antonio, el quinto de once hijos del humilde y piadoso matrimonio de Juan Claret y Josefa Clará nació en Sallent de ...
Load More Related Articles
  • Santo de la Semana

    San Teotonio de Coimbra

    Nació alrededor del año 1082, en Tartinhade (Ganfei, Valença do Minho), Portugal. Sus padres, Oveco y Eugenia, le procuraron una conveniente ...
  • Santo de la Semana

    San Martiniano

    Nació hacia el año 350 en Cesarea de Palestina, durante el reinado del emperador romano Constancio II (337-361). Señala su Vita ...
  • Santo de la Semana

    San Gilberto de Sempringham

    Nació el año 1083 en Sempringham de Lincolnshire (Inglaterra), en el seno de una familia de origen normando ya que su ...
  • Santo de la Semana

    San Severo de Rávena

    Las primeras fuentes escritas relacionadas con su biografía se remontan al siglo IX y pertenecen a Andrea Agnello -autor del Liber ...
  • Santo de la Semana

    Santos Mario, Marta, Audifax y Ábaco

    La información que sobre esta familia de mártires -matrimonio e hijos- proporcionan los antiguos Martirologios hace referencia a una legendaria Passio ...
  • Santo de la Semana

    San Bernardo

    Nacido en Corleone (Sicilia, Italia), el 6 de febrero de 1605, fue bautizado con el nombre de Filippo. Su hogar era ...
Load More In Santo de la Semana

Check Also

¿Cuánto vale la vida?

Viernes 28 de febrero, próxima conferencia de Notidiócesis ...

Anuncio