Editorial, En tinta china

Estamos en Sínodo

En tinta china

Por: Luis Efrén

Los ojos de los medios de comunicación -católicos y no católicos- están fijos en el Vaticano, casi como si se tratara de la elección de un nuevo Papa -esperemos que falte mucho, mucho tiempo-. La razón: se está llevando a cabo la Asamblea especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica. 

Recordemos que el Sínodo de los Obispos es una institución estable de la Iglesia Católica, dentro de la estructura que tiene para servir la Curia Romana. Fue establecida por el Papa Pablo VI, hoy santo, al inaugurar la última sesión del Concilio Vaticano II el 15 de septiembre de 1965, con el fin de que todos los Obispos del mundo, en momentos determinados, ayuden en el gobierno pastoral de la Iglesia Católica.

Desde 1967 se han celebrado 28 Asambleas sinodales: 15 asambleas generales ordinarias, tres asambleas generales extraordinarias y 10 asambleas especiales: dos para Europa, dos para África y una para cada una de las siguientes regiones: Países Bajos, Líbano, América, Asia, Oceanía, Tierra Santa y la Amazonia.

Es el Papa quien anuncia la celebración de cada asamblea, según las necesidades actuales de la Iglesia, con tiempo y en forma. La Secretaría General del Sínodo se encarga de su preparación con un documento llamado Instrumentum laboris, traducido al español y otros idiomas como instrumento o manual de trabajo, sólo eso. No es un documento pontificio o magisterial de la Iglesia, pues los textos que contiene no reflejan una doctrina definitiva por parte de la Iglesia.

A esta Asamblea especial del Sínodo, cuyo tema es “Amazonia, nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”, asisten -como previamente informamos- más de 300 personas, la mayoría obispos, sacerdotes, religiosos y laicos cuyo trabajo pastoral se desarrolla en esa región del mundo, donde confluyen varios países de América del Sur. Pero también participan de otros países. Por México se encuentran el Cardenal Arzobispo primado, Carlos Aguiar Retes, y el sacerdote indígena del pueblo zapoteco, P. Eleazar López Hernández, experto en teología india y miembro del Centro Nacional de Ayuda a las Misiones Indígenas.

Oremos por todos ellos, por la Iglesia, para que la semilla que se ha de sembrar en el Sínodo germine pronto y sean muchos los frutos de bendición obtenidos por tanto esfuerzo, trabajo y energía depositados en esta Asamblea.

Cuando el cardenal Bergoglio fue elegido Papa, en la primera Misa como tal junto a sus hermanos cardenales pronunció una corta pero bella homilía, de la que rescato las siguientes palabras: “Quisiera que todos tengamos el valor de caminar en presencia del Señor, con la cruz del Señor; de edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor, derramada en la cruz; y de confesar la única gloria: Cristo crucificado. Y así la Iglesia avanzará”. Hoy esas palabras toman forma a través del Sínodo que se vive en la Iglesia.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio