Artículos, Por qué soy católico

El petate del muerto

Por qué soy católico

Por: Paco Pérez

PREGUNTA: Hay un predicador que se declara horrorizado con los católicos; amonesta a sus oyentes para que huyan de ellos y no se vean contaminados con su depravación, y a los que no le hagan caso los amenaza con dejarles caer encima todas las plagas del Apocalipsis. Dice que nosotros somos la gran bestia y cosas por el estilo, incluso señala algunos versículos de la Biblia. Concretamente, a los católicos nos acusa de tres cosas por las cuales nos manda al Infierno con toda la furia de su predicación: la primera, que somos ignorantes; la segunda, que no tenemos la Palabra; y la tercera, que aceptamos dogmas y tradiciones. A mí me da miedo lo que dice. ¿Cómo debo tomar todo esto?

RESPUESTA: Obviamente lo que quiere es asustar a la gente para que lo sigan a él. A Jesús lo culpaban de lo mismo que este señor acusa, y a sus seguidores de aquel tiempo trataban de infundirles temor para que no lo siguieran, llegando a decirle cosas como: “¿No tenemos razón al decir que eres un samaritano y que estás poseído por un demonio?” (Juan 8,48).

Asustar a alguien con el petate del muerto es asustarlo con cosa de poca monta haciéndole creer que se trata de algo realmente espantoso; o amenazarlo con algo que en verdad es terrible pero que en su caso no se aplica, con la intención de infundirle terror.

Podemos decir que, de las tres acusaciones que hace este señor a todos los que profesamos la fe católica, hay una verdadera, una falsa y la otra en parte falsa y en parte verdadera. Vámonos por partes:

La primera: católicos ignorantes

Es verdadera sólo en parte. Los predicadores tienden a juzgar con criterios muy simplistas: “Sabios son los que me siguen, ignorantes los que no”; sin embargo, debemos reconocer que efectivamente entre católicos hay mucha ignorancia de la fe… y de ello se aprovechan los que arrastran a la gente al error de las sectas, al grado que se puede decir que estas cizañeras plantas florecen con exuberancia gracias a la ignorancia de los católicos. Ya lo dice el viejo y conocido refrán: “Católico ignorante, seguro protestante”. Entrar a una secta no quita la ignorancia, sólo la exhibe.

Así que la primera no la voy a “desnegar” y menos por lo que a mí respecta: desde chico vengo arrastrando la pesada carga de mi ignorancia y con nada me la han podido quitar. Pero esa no se debe a que sea católico, porque cuando me bautizaron ya la traía; además, ¡prometo seguir tratando! Pero no sería justo cortar a todos con la misma tijera. De hecho puedo poner ejemplos muy luminosos de mujeres y hombres de la historia y de nuestros días que muestran todo lo contrario. Hay en esto demasiados matices.

La segunda: católicos sin Palabra

Dice que no tenemos la Palabra. Sí la tenemos, pero no la usamos para agarrar a ‘versiculazos’ al prójimo, como él comprenderá. O al menos no deberíamos.

Algunos católicos nos sentimos a veces acomplejados ante los protestantes por el manejo que parecen tener de la Escritura; sin embargo, hay que tener conciencia clara de que el Nuevo Testamento fue escrito por la Iglesia en el primer siglo de su historia y desde entonces es el centro de su ser.

La tercera: dogmáticos y tradicionales

Es verdadera pero arman con ella un cuentón porque para los protestantes, “dogmas y tradiciones” son el petate del muerto, pues hacen creer que se trata de cosas diabólicas y presurosos se santiguan cuando se topan con una. Pero aquí hay que distinguir, pues generalmente se trata de una superstición (no digo santiguarse, sino pensar que algo que se recibe por tradición necesariamente es malo).

Por fortuna, para sacarlo de su confusión basta con un diccionario porque es un simple asunto de definiciones. Leones, dogmas y tradiciones no son como este tipo de predicadores los pintan.

Dogma es una verdad revelada por Dios a los hombres y enseñada por la Iglesia; por ejemplo, el dogma de la divinidad de Cristo, no tiene el carácter tenebroso que este señor le atribuye. Dogma es simplemente el nombre que se da en español a una verdad de fe.

En la actualidad se tiene poco aprecio por la verdad y se piensa que quien hace afirmaciones categóricas acerca de las cosas es pedante, pues la verdad es inalcanzable. Quien se queja de los dogmas es probablemente un relativista.

Tradición es algo que se trasmite de generación en generación; por ejemplo, la creencia de que la Biblia es Palabra de Dios. Esto es trasmitido por la Iglesia desde sus orígenes, habiendo sido ella misma quien elaboró la lista de libros inspirados.

Ni el dogma ni la tradición tienen algo perverso en sí mismos como para que se nos esté amenazando con el Infierno por tenerlos. Cierto que Cristo condenó algunas “tradiciones de hombres”, pero sólo a las que se oponen a las leyes de Dios (Mc 7,8-13). Porque ciertamente suele haber graves errores que pretenden pasar por dogmas (seudo-dogmas) y se dan tradiciones nefastas y perjudiciales, pero obviamente no son católicas.

En cambio, puedo citar ejemplos como el del dogma de la “sola Fe”, que fue acuñado por Lutero cercenando así la Escritura. Según él, el hombre puede lograr su salvación sin más trámite que su fe, contradiciendo a Jesús que pide obediencia a la voluntad del Padre (Mt 7,21).

Y la tradición de hombres más nefasta es la de “sola Escritura”. También se debe a Lutero y es del siglo XVI. Antes de él nunca se había mencionado tan desastrosa fórmula. Hoy es la tradición más arraigada del mundo protestante, pues equivale a sostener que cada quien tiene libertad de interpretar a su antojo lo que dice la Biblia, aún en contra de lo que desde los Apóstoles se ha enseñado. Esto ha conducido a una proliferación de sectas cuyo número y fantasías superan con mucho a los cuentos de “Las mil y una noches”.

Lutero nos ha dividido; el Señor nos vuelva a unir y nos conceda su paz. Mientras, que no nos asusten con el petate del muerto.

Share this Story
  • Artículos Por qué soy católico

    El petate del muerto

    Por qué soy católico Por: Paco Pérez PREGUNTA: Hay un predicador que se declara horrorizado con los católicos; amonesta a sus ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Concluye con más voluntarios campaña “40 Días por la Vida”

La próxima será en Cuaresma Por: Cristina Alba ...

Anuncio