Reportajes

¿Dónde están sepultados nuestros sacerdotes? Panteón La Colina

Oremos por ellos como lo hacemos por la familia (parte I)

Por: Patricia Carrillo Gómez

El sábado 2 de noviembre la Iglesia conmemora a los Fieles Difuntos, por lo que en dicha festividad litúrgica multitudes suelen visitar los cementerios.

Por tradición, la gente acude a la última morada terrenal de los seres queridos para elevar por ellos una plegaria, limpiar su tumba, ponerles flores, etc. Pero, ¿acaso se acercarán a las tumbas de los que un día llamaron “padre”, “sacerdote” o “pastor”? ¿Aquellos que día a día les celebraron la sagrada Eucaristía, les confesaban, apoyaban o consolaban? Eso no es muy común, tal vez porque no se conoce en qué lugar quedaron sepultados, o por otra cuestión.

Este año, Notidiócesis da a conocer el lugar donde están sepultados algunos sacerdotes, para que la comunidad a la que tanto se entregaron acuda en cualquier tiempo para orar por ellos u honrarlos como hacen con sus seres queridos, puesto que ese sacerdote en algún momento de su vida debió haber sido muy apreciado por sus fieles.

José Alfredo Soto Favela, diácono permanente que trabaja en el cementerio La Colina, compartió la ubicación de las tumbas de algunos sacerdotes, diáconos y seminaristas que ya han partido a la casa del Padre. Por iniciativa de la Arquidiócesis de Chihuahua, en dicho camposanto hay un espacio reservado para ellos en el patio 36 del lote 166 en adelante.

Cementerio La Colina

Ahí descansan los restos mortales de los Presbíteros:

Manuel Casas, Manuel Raygoza, Anacleto Aguilera, Sixto Gutiérrez, Felipe Pineda, Raúl Gamboa, Cristóbal Marín, José Pilar Camargo, Joaquín Díaz, Alfredo Alvarado, Jesús Antonio Hernández, Enrique López del Río, Simón Benavides, Arturo Fierro, José de Jesús Alarcón, Agustín Samaniego, Raúl Trevizo y Edgar Estrada (patio 38, lote 875).

También se encuentran sepultados: el diácono permanente Claudio Ortega y el seminarista Samuel Gómez.

Cabe mencionar que la tumba del padre Pedro de Jesús Maldonado, el santo mártir chihuahuense, está en el Panteón de Dolores, mismo cementerio donde reposan los restos de varios sacerdotes. De ello hablaremos en próxima colaboración.

Algunos fieles han compartido con Notidiócesis su deseo de que se publique en estas páginas un obituario en memoria de los sacerdotes que, habiendo entregado un día su vida al servicio de los demás en la cura de almas y celebración de la Eucaristía, ya partieron a la Casa del Padre, para de esa manera, en comunidad, orar por ellos y celebrar su vida. ¡Estamos trabajando en ello!

Oración por los sacerdotes difuntos

Oremos, hermanos, a Dios todopoderoso y pidámosle que escuche nuestras oraciones y acoja en la asamblea de los santos a nuestros hermanos (nombres) que, mientras vivieron en la tierra, dedicaron su vida al servicio de la Iglesia y de nuestra comunidad.

– Para que el Señor, que escogió a nuestros hermanos (nombres) como pastores de nuestra comunidad los cuente ahora entre sus siervos prudentes y fieles. Roguemos al Señor.

– Para que quien presidía nuestras asambleas aquí en la tierra, acompañado ahora de aquellos que apacentaron a la grey del Señor y que los han precedido en las moradas eternas, celebren a su Señor en la Asamblea festiva de los elegidos. Roguemos al Señor.

– Para que quienes consagraron su vida a anunciar el Evangelio de Cristo a los fieles gocen ahora contemplando cara a cara aquella misma Verdad en la que creyeron y predicaron a los hermanos. Roguemos al Señor.

– Para que el Señor mire bondadosamente a nuestra comunidad, nos conceda mantenernos firmes en la fe apostólica, en plena comunión con nuestros pastores, y quiera librar al mundo de todos los males. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor, con piedad, las oraciones que te dirigimos por tus sacerdotes difuntos, a quienes mientras vivían en la tierra encomendaste la misión de representar a Jesucristo en la asamblea de los fieles, haz que ahora sean reconocidos por el Pastor Supremo y consigan el premio de los siervos fieles. Por Jesucristo nuestro Señor.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Reportajes

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio