Noticias

Aprendamos a escuchar y acompañar, antes que enseñar

Fe, juventud y vocaciones, temas de la Asamblea Diocesana

Por: Karen Assmar Durán

Conscientes de que la Iglesia necesita del entusiasmo, la fe y la visión de la juventud, Arzobispo, sacerdotes, religiosos y religiosas, Seminario, además de los laicos participantes en la XXII Asamblea Diocesana de Pastoral se llevaron un enorme desafío: reconocer las necesidades del joven y asumir sus retos para lograr un nuevo compromiso de acompañamiento y cuidado pastoral para con la juventud, a fin de impulsarla como protagonista y destinataria de la Nueva Evangelización, labor que indiscutiblemente concierne a todo el pueblo de Dios peregrino en esta Arquidiócesis.

Equipo Diocesano de Pastoral Juvenil.

Organizada por las Comisiones Diocesanas de Pastoral Juvenil -que agrupa también a las Pastorales de Adolescentes y Jóvenes Adultos- y de Vocaciones y Ministerios, reunidos el viernes 11 y sábado 12 de octubre en el gimnasio del Instituto La Salle, los asambleístas partieron de un material que destacó la realidad de estos grupos específicos, en torno a un tema común: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Para ofrecer los trabajos y agradecer los futuros frutos, Mons. Constancio Miranda Weckmann -Arzobispo de Chihuahua-, presidió las Eucaristías de apertura y clausura, acentuando en ambas homilías la sinodalidad, es decir, el caminar juntos, así como la escucha y acompañamiento de los jóvenes, que debe desterrar para con ellos toda actitud de “sabelotodos” por el simple hecho de ser mayores. Asimismo, insistió en la necesidad de “recuperar el primado de la evangelización” con “las formas y las maneras de los jóvenes”, “eso necesita la Iglesia: renovarnos con rostro joven, con el rostro de Jesús”.

En este tenor, Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, Obispo auxiliar de Monterrey y Responsable de la Dimensión Episcopal de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes, dirigió la temática: “La importancia del joven en la sociedad”. Expuso que en su Arquidiócesis se trabaja para que el joven asuma su protagonismo evangelizador, “el joven que evangeliza al joven pero también el que crece, se desarrolla y es acompañado para que sea consciente de su vocación a la santidad y a la vocación específica: matrimonio, soltería, vida consagrada, sacerdocio”. E insistió: “Queremos que el joven sea protagonista, que proponga, darle el respaldo y llegue a ser valiente discípulo del Señor Jesús”.

A través de Notidiócesis Mons. Pérez Talamantes manifestó su felicitación, reconocimiento y agradecimiento hacia la Arquidiócesis de Chihuahua, por haber dedicado toda una Asamblea Diocesana a la Pastoral Juvenil, “ojalá todas las diócesis lo hicieran”.

También en el desarrollo de la Asamblea se aplicó una estrategia llamada “Metodología del caso”, para resolver problemas y tomar decisiones de manera efectiva. Por grupos se reflexionaron precisamente varios “casos hipotéticos”, de situaciones que se viven en “otras” comunidades con respecto a los jóvenes: inexistencia de grupos, poca o nula formación de sus líderes, brecha digital, crisis de fe, situaciones familiares específicas; se plantearon hechos y problemas para, en mesas de diálogo, presentar alternativas de solución y análisis de las alternativas. Debido al limitado espacio, dichas propuestas se publicarán en próxima edición.

Asimismo, se recalcó que para evangelizar a los jóvenes nadie es más adecuado que los mismos jóvenes, que el acompañamiento es clave e implica amor y donación, puesto que es “caminar junto a otro estando ahí”, como resaltó el P. José Carlos Chávez -promotor vocacional- en su participación, y para ello la parroquia debe ser el primer instrumento de animación vocacional. De igual modo es de resaltar el testimonio brindado por las familias Burgos Uranga y Zubía Caro, ya que la familia es “la principal educadora y transmisora de la fe”.

Como conclusión, el coordinador de la Pastoral Juvenil, Rubén Aarón López Contreras aseguró que estos trabajos les “alientan a seguir caminando como una sola Iglesia. Pareciera que es sencillo dentro de la Pastoral, porque andamos en la misma sintonía, pero tiene sus detalles al tratar de hacer sinergias entre los tres equipos: Jóvenes, Adolescentes y Jóvenes Adultos, pero nos mueve el anhelo de trabajar como una sola Iglesia, ir remando en la misma canoa hacia la salvación, como nos dice Papa Francisco”. Agregó que para que los jóvenes regresen a los templos son necesarias “la coherencia y el ejemplo de quienes estamos trabajando en la Iglesia” y, dirigiéndose a los sacerdotes, les exhortó: “¡No tengan miedo de trabajar con los jóvenes!, somos muy accesibles y nos entusiasmamos mucho… ¡entusiásmense también ustedes!, y sobre todo impúlsenlos, motívenlos a querer trabajar en el camino pastoral”.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Pronto cuatro nuevos sacerdotes

En estos aciagos tiempos de pandemia, Notidiócesis del ...

Anuncio