Artículos, Caminando con el Papa

Sombra que acaricia

Caminando con el Papa

Por: Cristina Alba Michel

I. El Papa y el Evangelio

Sombra que acaricia

1. Del libro de los Hechos de los Apóstoles (5,12.15-16) ofrece Papa Francisco una hermosa reflexión. Parte de la persona de Pedro y la proyecta sobre todo cristiano que debe aprovechar, no sólo la palabra, sino su propio cuerpo para hacer visible a Jesús que sana. Así ha de ser la comunidad cristiana, cuerpo, sombra sanadora.

“En el capítulo 5 la Iglesia naciente se muestra como un ‘hospital de campo’ que acoge a las personas más débiles… Su sufrimiento atrae a los Apóstoles, que no poseen ‘plata ni oro’ sino que son fuertes en el nombre de Jesús”.

2. Pedro da el ejemplo. Él, “que tiene preeminencia en el grupo apostólico por el primado y la misión recibida del Resucitado… se acerca a las camillas y pasa entre los enfermos, como lo hizo Jesús… Pedro pasa, pero deja que se manifieste otro, ¡el Cristo vivo y obrero!”.

Pedro pasa buscando a los enfermos, se acerca a ellos. El pescador galileo es ahora primado de caridad. “Pedro es el que hace las obras del Maestro (Cf. Jn 14,12): mirándolo con fe se ve a Cristo mismo”.

3. Es posible ver a Cristo en Pedro por la fe, pero también porque “Lleno del Espíritu de su Señor, Pedro pasa y, sin que él haga nada, su sombra se convierte en ‘caricia’ sanadora… efusión de la ternura del Resucitado que se inclina sobre los enfermos y restaura la vida, la salvación y la dignidad. De ese modo Dios manifiesta su cercanía y hace, de las heridas de sus hijos, ‘el lugar teológico de su ternura'” (Homilía matutina, diciembre 14, 2017).

De nuevo lo decimos: “lleno del Espíritu de su Señor, Pedro pasa”.

II. Glosas y comentarios

Como una semilla, los pueblos unidos

1. Dijimos que se acusa de comunista al Magisterio de la Iglesia en América Latina. Esto, escuchado en persona y leído en numerosos comentarios escritos por lectores de diversas páginas.

Ni el Papa es comunista ni tampoco el Documento de Aparecida, nacido del corazón de los pueblos y del Magisterio latinoamericanos. Esto es, de la Iglesia en América Latina, “una Iglesia pobre y para los pobres”. ¿Ven cómo se va concretando esa Iglesia, por un lado en la obra de la Evangelización que hoy anima nuestras tierras y, por el otro, en el levantarse pacífico de los pueblos? De todos los pueblos.

2. En efecto, del 24-27 de octubre de 2014 se celebró el I Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, que plasmó en la práctica el pensamiento del entonces nuevo Papa: “las personas que viven en las periferias territoriales y existenciales no son sólo un sector de la población… son ‘una semilla, un renuevo que, como el grano de mostaza, dará mucho fruto'”, ellos son “la palanca de una gran transformación social” (1), necesaria, pero que seguramente afecta la hegemonía de los dueños del mundo financiero, de los guardianes del dinero y el poder que empobrecen a los pueblos en todos los sentidos posibles.

3. ¡Los pueblos no están llamados a ser actores pasivos destinados al asistencialismo!, dice el Papa y les anima a ser “verdaderos protagonistas activos, agentes del futuro de la humanidad” a través de una “‘rebelión pacífica’, a imagen de Jesús manso y humilde” (1).

Los pueblos unidos son la alternativa al ultra capitalismo asfixiante y también al populismo de los nuevos “pseudo mesías”. Son el remedio frente al “gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo” generadora de “una tristeza individualista surgida del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales y de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios” (Evangelii Gaudium, n. 2).

4. También el Documento de Aparecida advierte “con respecto al modelo de la globalización, cuya cara más extendida es su dimensión económica que se sobrepone y condiciona las otras dimensiones de la vida humana, provocando inequidades e injusticias” (n.61), precariedad de empleo, desilusión, depresión y falsas salidas. O una respuesta individualista que aísla más a las personas alejándolas de la comunidad humana y empobreciéndolas más. Eso se ve hoy también en los ricos países de Occidente como EUA, Gran Bretaña, Europa, cerrados a los pobres, a los distintos, a los marginados. (Continuará)

(1) Papa Francisco, introducción al libro: La irrupción de los movimientos populares. ‘Rerum Novarum’ de nuestro tiempo; LEV, 2019.

Pensar

El Encuentro Mundial de Movimientos Populares es un espacio de hermandad entre las organizaciones de base de los cinco continentes, una plataforma construida por diversos movimientos populares en torno a la invitación de Francisco a que los pobres y los pueblos organizados no se resignen y sean protagonistas del (proceso de) cambio”. (www.movimientospopulares.org)

Share this Story
  • Artículos Caminando con el Papa

    Sombra que acaricia

    Caminando con el Papa Por: Cristina Alba Michel I. El Papa y el Evangelio Sombra que acaricia 1. Del libro de ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio