Noticias

Ofrece claves para caminar unidos como Iglesia

Conferencias y entrevista con Fray Nelson en Chihuahua

Por: Karen Assmar Durán

Invitado por la Dimensión Biblia y la Escuela Bíblica Católica Emaús, de nueva cuenta Chihuahua se gozó con la presencia y saber del afamado sacerdote colombiano Fray Nelson Medina, de la Orden de Predicadores, quien compartió en exclusiva para el Clero -sacerdotes, diáconos- y seminaristas una interesante conferencia titulada: “Caminar juntos como Iglesia: frente a las tentaciones del individualismo y el comunalismo”, en tanto que para fieles en general dirigió la charla “Iglesia en salida-Sinodalidad”, los días sábado 7 y lunes 9 de septiembre, respectivamente.

El auditorio del Seminario campus Sagrado Corazón fue el escenario donde fray Nelson, conocido en todo el Orbe por sus comentarios, homilías y conferencias que se publican en redes sociales, contando a la fecha con más de 166 mil suscriptores tan sólo en su canal de YouTube, abrió su intervención presentada por el P. Héctor García -responsable diocesano de la animación bíblica- con una sencilla oración en la que invocó el auxilio divino y suplicó la intercesión de la Santísima Virgen María, “realización pura del evangelio de Jesucristo”.

Así, haciendo referencia a autores clásicos de la literatura greco-latina, así como de los cristianos y por supuesto de la Sagrada Escritura, amén de ejemplos de la Historia Universal y de la Iglesia, con impecable manejo del tema y con notas de buen humor que lo hicieron además provechoso muy agradable, expuso en cuatro partes:

1. Individualismo y comunalismo, dos extremos en que insistió “hay que evitar”, “darnos cuenta del peligro que entrañan”, porque una Iglesia que camina unida es una Iglesia que no puede caer en ninguno de estos dos excesos. Ejemplos del primero son autoritarismo, clericalismo, protagonismo; del segundo son palabras claves la moda, la tendencia, el consenso, la mayoría, “de manera que se expresa en aquellas tendencias que quieren que la Iglesia sea una democracia en el sentido elemental de la palabra”, y es aprovechado por aquellos individuos que saben manipular las emociones de las masas para acceder al poder.

2. Iluminación bíblica, “puesto que la Palabra de Dios no es sólo para estudiarla sino también para saborearla”. Algunos de estos pasajes fueron: Amós 7,10-17; Hch 4,13-22; Jn 18,19-24.28-32; Éx 32,21-24; Gál 2; entre otros que exponen casos de individualismo y comunalismo en la Escritura.

3. Escenas de la Historia de la Iglesia que invitan a aprender del pasado, pues “una de las grandes ventajas y bellezas de ser católicos es que pertenecemos a una familia, a un pueblo que ha hecho camino por cerca de dos mil años”.

4. Conclusiones y sugerencias. Dijo: “El grito cristero debe de primar: ¡Viva Cristo Rey, en todo!”; “no demonizar el poder”, porque quienes hacen eso suelen querer el poder; “nuestra insurrección es contra el pecado, no contra la autoridad”; “es necesario escuchar la voz de los que sufren”, pero “es primero escuchar la voz de Dios”; y “la verdad no está en venta ni puede depender de lo que dice la mayoría”, por tanto, “todo sacerdote y seminarista debe adiestrarse para resistir, porque vendrá una presión muy fuerte para que no oigas ni proclames la Palabra”.

Por otra parte, con lleno total en el templo parroquial de la Soledad, la conferencia subrayó cinco formas distintas de ser “Iglesia en salida”, empezando primero por el descubrimiento: darse cuenta que el mismo daño que uno sufre, lo sufre también el hermano, la hermana, ya que “todos estamos afectados por la misma enfermedad: el pecado”.

1) Salida de la mirada: “salir de ti, porque no eres el único que sufre y tiene problemas”.

2) Salida del corazón: o “salida de misericordia”, “que tu corazón salga al encuentro del otro”.

3) Salida de la inteligencia: “va unida al tratar de escuchar y escuchar es hospedar el corazón del otro, tratar de comprenderle”.

4) Salida misionera: “¡Supera tu zona de confort!”, que interpela especialmente a los jóvenes.

5) Salida de la oración: “¡Mira si haces bien tu oración!”, insistió, y recomendó especialmente la Liturgia de las Horas, “porque nos muestra a un Dios que ha salido de Sí mismo y nos cuestiona, rompe nuestros moldes… Es Jesús bendito que nos encontramos en la oración el que nos hará que finalmente seamos una Iglesia en salida”.

Cabe mencionar que esta conferencia se transmitió totalmente en vivo a través del Facebook de Notidiócesis; ahí se puede consultar.

Finalmente expresó que ante un lenguaje que parece imponer las distancias y los muros, “nosotros estamos llamados a prestar otro tipo de servicio: enriquecernos cada uno con los dones que tiene otro, ése para mí es como el misterio y la esencia de la sinodalidad: que podamos caminar de esa manera como Iglesia y yo creo que también así vamos a prestar un servicio mucho mejor a la gente porque las necesidades son inmensas. La frase de Cristo hoy es más cierta que nunca: la mies es muchas, los obreros muy poquitos, entonces tenemos que unirnos y caminar juntos”.

“Mi gran preocupación ha sido el servicio a los sacerdotes”

A continuación la entrevista que para este medio concedió Fray Nelson Medina, sacerdote dominico, colombiano de nacimiento y reconocido influencer*.

-¡Gracias, primero, por atendernos! ¿Qué lo trae por estos lares?

“La Biblia, la Escuela Bíblica ha sido la motivación y ciertamente es una de las pasiones más profundas de mi persona; de hecho, el nombre de mi comunidad religiosa es Orden de Predicadores, de manera que la predicación está muy en el centro de mi vocación y de mi vida, y toda predicación brota, debe brotar, de la Palabra de Dios. Ésa es la conexión profunda que hay con Chihuahua, a través de las invitaciones de la Escuela Bíblica; pero luego cuando estás aquí descubres toda la belleza que tiene y la verdad me he sentido muy contento”.

Como religioso de la Orden de Predicadores, ¿cuál es hoy su oficio?

“Yo pertenezco a la Provincia de Colombia, que abarca todo el país. Nuestro patrono fue un gran misionero, un santo español llamado Luis Bertrán, y su ejemplo es muy grande porque fue un hombre de una generosidad sin límites, de un espíritu de oración, penitencia y estudio que yo considero ha sido siempre un ejemplo para mí. Uno se siente pequeñito delante del ejemplo que nos dan estos santos tan grandes. Actualmente soy profesor de horas cátedra en la Facultad de Teología de la Universidad Santo Tomás; y además está esta labor misionera y lo que se puede hacer en redes sociales e internet, ahí me mantengo bastante ocupado”. 

Y ha tenido un éxito evangelizador arrollador!

“No por ánimo de contradecirte pero lo primero que busqué de ninguna manera fue el éxito, sino mi gran preocupación, que incluso algunas personas les llama la atención, les extraña, ha sido el servicio a los sacerdotes; de manera que toda esta labor en internet ha tenido siempre como primeros destinatarios a mis hermanos sacerdotes y por supuesto a los seminaristas. Le doy gracias a Dios que muchas personas y comunidades religiosas pueden sacar provecho de lo que está ahí, porque está ofrecido para todos, pero lo que me motivó fue sobre todo eso: buscar cómo se podía aportar algo. Sólo Dios tiene toda la riqueza, pero uno sí puede aportar algo para que los hermanos sacerdotes puedan también enriquecer de alguna manera su ministerio y sobre todo su propia formación personal y su predicación, ésa ha sido la gran motivación. Y luego, bendito sea Dios, pues esa obra ha crecido, podemos decirlo considerablemente porque así lo ha dispuesto Dios, y es muy bonito porque uno se da cuenta que una homilía que quizá se pudo predicar en una iglesia para treinta, cuarenta personas, al cabo de unos días la han escuchado mil, dos mil, tres mil personas; entonces, sin que seamos esclavos de los números, esto amplía también el servicio”.

¿Es difícil mantenerse vigente en la red?

“Sí es difícil sobre todo por dos cosas: primero por la perseverancia. La única manera de que la gente se acerque a nuestras redes sociales católicas es si somos absolutamente perseverantes, es como el mandamiento número uno dentro de esto; y en segundo lugar, es difícil a veces porque en los distintos lugares uno trata de no suspender el servicio pero eso significa que se depende de muchos factores técnicos, incluyendo qué tipo de conexión a internet hay; esta partecita a veces es un poco difícil, pero en general se ha podido gracias a Dios”.

¿Cómo compagina esta labor tan absorbente con su ministerio sacerdotal?

“Quiero subrayar que mi comunidad religiosa me ha dado esa oportunidad, cierta libertad, lo cual significa que yo no tengo una parroquia, ¡sería imposible! Yo admiro la labor del sacerdote que tiene una parroquia, la gran mayoría por supuesto son los diocesanos, porque para mí la frase preferida es: ‘Una parroquia es un mundo’, ahí hay de todo, toda clase de personas y situaciones, entonces desde esa libertad que me ha concedido mi comunidad y la Iglesia pues hay un poco más de posibilidad de prestar este servicio”.

Cuando la tecnología avanza tanto y cada vez los seguidores son más exigentes, ¿cómo se mira a futuro fray Nelson? Debe estudiar muchísimo porque si no, ¿cómo sabe tanto?

“¡Gracias por esa palabra, que sea para gloria de Dios! Uno no puede hacer muchas conjeturas realmente con el futuro. Lo que yo aspiro es a poder predicar y enseñar, si eso sirve para la Iglesia, eso es lo que yo espero; pensar en cargos, en oficios, casi sería como una ingratitud con la obra de Dios, porque es como si uno le dijera a Dios ‘no estoy contento con lo que me has dado y estoy esperando a que me des otra cosa’, y yo realmente gracias a Dios me siento muy contento. Alguien decía que si uno está muy feliz en su trabajo, no está trabajando, entonces yo creo que yo no trabajo, jeje, porque me siento más bien feliz en poder hacer lo que hago pues sí es exigente a veces con el tiempo, como ya dijimos, pero no es algo que uno diga ‘¡qué carga tan pesada que me ha llegado!'”.

Es inevitable decir que es famoso cuando cuenta con más de 166 mil suscriptores en YouTube, ¿cómo le hace para mantener los pies sobre la tierra?

“Es que la Iglesia nos da los recursos. La Iglesia nos dice que todos los días tenemos que hacer examen de conciencia, los Papas cada rato nos dicen a los sacerdotes: ‘Si no se confiesan entonces ustedes no van a ser buenos confesores’. Yo creo que simplemente es poner oído a lo que nos dice la Iglesia y ahí están todos los consejos buenos: no se desprenda de la oración, no deje de hacer su examen de conciencia, confiésese y ahí va uno, manteniendo los pies donde tienen que estar”.

¿Considera que su presencia en redes ha atraído más vocaciones a su Orden?

“Varias personas que he tenido cerca en mi servicio a los laicos, después he sabido que asumieron un compromiso; por supuesto las vocaciones son de Dios, las vocaciones no son mías, pero uno puede darse cuenta que si vivimos con autenticidad y con alegría nuestra vocación, eso siempre atrae a otras personas o por lo menos las cuestiona”.

¡El tiempo es corto! ¿Con qué concluye esta entrevista?

“Dándole las gracias a esta Arquidiócesis de Chihuahua por recibirme, y recibirme con tanta fraternidad que es lo que yo he sentido aquí con los sacerdotes y los laicos, pero también y sobre todo por tener esa apertura a la evangelización porque eso lo llena a uno de alegría, todo lo que se está haciendo por fomentar comunidades, vida de oración y conocimiento de la Palabra de Dios, yo creo que ése es el camino y le auguro y le deseo lo mejor a esa labor”.

Y no olvides buscar a Fray Nelson en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, así como su página web: fraynelson.com

*Influencer: personalidad pública que se hizo famosa a través de internet y que encuentra en el ámbito digital su principal ámbito de influencia.

Share this Story
  • Noticias

    Ofrece claves para caminar unidos como Iglesia

    Conferencias y entrevista con Fray Nelson en Chihuahua Por: Karen Assmar Durán Invitado por la Dimensión Biblia y la Escuela Bíblica ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

El vuelo del cuervo

Por qué soy católico Por: Paco Pérez Es ...

Anuncio