Noticias

Es José David nuevo sacerdote Siervo de Jesús

Servidor en la parroquia San Pablo Apóstol, Chih.

Por: Karen Assmar Durán

En octubre del año pasado llegó a esta Arquidiócesis José David Salas Garfias, joven diácono recién ordenado como tal, para incorporarse a la comunidad religiosa de los Siervos de Jesús (S. de J.) que atiende la parroquia de San Pablo Apóstol, en la ciudad episcopal. Casi un año más tarde, sus superiores le han considerado digno de recibir el sacramento del Orden en el grado de los Presbíteros, el cual recibió de manos de Mons. Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, la tarde del martes 27 de agosto en la Catedral Angelopolitana.

En exclusiva para Notidiócesis, el flamante neosacerdote a quien ya la parroquia paulina espera con ansia para festejar juntos y participar de su alegría, compartió sobre su vida, el llamado vocacional y su sentir con respecto del ministerio, Don de Dios, que le fue conferido. He aquí sus impresiones:

-¡Felicidades y gracias por atender a esta entrevista! ¿Podrías decirnos en qué momento descubriste el llamado específico a la vocación sacerdotal?

“Yo recuerdo haber percibido desde muy niño una atracción especial al ministerio del sacerdote. Como otros muchos, también yo llegué a simular celebrar la Eucaristía, secundado muchas veces por mi hermana Andrea. Algunas alternativas se me llegaron a plantear, pero la inclinación por el sacerdocio nunca la descarté. En los años de la secundaria empecé a frecuentar el Seminario de los Siervos de Jesús en Puebla. Uno de los sacerdotes organizaba convivencias para adolescentes un fin de semana al mes. En tales convivencias nos iban introduciendo al mundo de la oración ignaciana, con meditaciones adaptadas para nuestra edad. También hacíamos excursiones a la montaña, celebrábamos la Eucaristía, hacíamos deporte y realizábamos algunos servicios: limpieza, lavar trastes, etc., ¡recuerdo con mucho gusto esas convivencias! Fue así que poco a poco la vocación empezó a clarificarse y a orientarse hacia la vida comunitaria con los Siervos de Jesús. Finalmente, en una semana de Pascua del año 2004, en una adoración eucarística, sentí una confirmación y desde ese momento opté por seguir la invitación de Jesús a ser sacerdote”.

¿Cómo fue tu proceso de formación y dónde lo realizaste?

“La primera etapa fue en Puebla. Del año 2004 a 2007 realicé los estudios de bachillerato en la UPAEP (Universidad Popular Autónoma de Puebla). Después me trasladé a Roma para el Noviciado, del 2008 al 2009; ese mismo año 2009 realicé la primera profesión de alianzas e inicié los estudios de Filosofía en la Universidad Gregoriana de Roma, hasta el verano de 2013. Antes de empezar la Teología estuve un año en Puebla, de servicio pastoral en el Instituto Miguel de Cervantes, colegio de los Siervos de Jesús. En octubre de 2014 me destinaron a Granada, España, para un año propedéutico de Teología. En ese tiempo participé en algunos cursos de Teología en el Seminario Diocesano y ayudé con una sencilla introducción al estudio del latín a nuestros novicios, ya que el Noviciado de los Siervos se transfirió de Roma a Granada en 2011. Finalmente los años 2015-2018 fueron los estudios de Teología, nuevamente en la Universidad Gregoriana de Roma”.

-¿Del diaconado, recibido el 30 de agosto del año pasado, también en Puebla, qué destacarías?

“La inmersión en la vida parroquial: ver la realidad de la gente y sus necesidades. Compartir también alegrías y proyectos. La alegría del servicio”.

-¿Por qué ser sacerdote?

“Porque quiero seguir a Jesús por este camino que me invita, para recibir vida de Él y llevar vida a donde haga falta. Ser mediador de su perdón y de su ternura”.

-¿Cómo te gustaría que fuera tu sacerdocio?

“Me gustaría que fuera dedicado a los demás y, sobre todo, que sea fecundo en cualquier lugar donde me encuentre”.


En el festejo ofrecido en honor de los neopresbíteros. Les acompañan el fundador de los Siervos de Jesús, P. José Pereda (izq., en hábito religioso) y el superior general P. Fco. Javier Almanza (der.).

-¿Algún comentario final?

“Quiero simplemente agradecer a toda la comunidad parroquial y a mi comunidad en Chihuahua que me ha recibido muy bien desde que llegué el año pasado. También a los sacerdotes del decanato con los que he convivido. Y pido también que nos acompañen con la oración, también a mi hermano Antonio Zamora Solís, mi compañero de Ordenación. ¡GRACIAS!”.

El P. José David celebró su Cantamisa “en la parroquia donde me bautizaron y donde recibí mi Primera Comunión y la Confirmación: Inmaculada Concepción, en la Ciudad de México”, el domingo 1º de septiembre a la 1 de la tarde. Y anunció con gozo su regreso a Chihuahua, para seguir sirviendo en la parroquia San Pablo Apóstol (Col. Chihuahua 2000) donde también celebrará una “Primera Misa”, el viernes 13 de septiembre a las 7 de la tarde, ¡todos invitados!

-Fotos: Instituto Miguel de Cervantes.

Padre José David, Siervo de Jesús

-Nació el 15 abril de 1989 en la CDMX.

-Es hijo de Raúl Salas Torres y María Eugenia Garfias Campos.

-Tiene dos hermanos mayores, Rodrigo y Andrea, y dos menores, María Angélica y Ana Isabel.

Share this Story
  • Noticias

    Celebra su Primera Misa en Chihuahua

    Neosacerdote José David Salas, S. de J. Por: Karen Assmar Durán Oriundo de la Ciudad de México, donde nació hace 30 ...
  • Noticias

    Es José David nuevo sacerdote Siervo de Jesús

    Servidor en la parroquia San Pablo Apóstol, Chih. Por: Karen Assmar Durán En octubre del año pasado llegó a esta Arquidiócesis ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

De Misión en el Cerro Grande

Diáconos y Misioneros Por: Karen Assmar Durán Prosiguiendo ...

Anuncio