Noticias

El Confesonario

A través del siguiente mensaje, el Sr. Arzobispo exhorta a los párrocos y rectores de iglesias en la Arquidiócesis de Chihuahua, que cumplan el canon 964,2 del Código de Derecho Canónico (CIC), así como lo pide también el Decreto de Normas Complementarias al CIC de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

El confesonario es el lugar donde se realiza el Sacramento de la Reconciliación,  de la Penitencia, de la Confesión. Dicho Sacramento nos devuelve la gracia de Dios que por el pecado habíamos perdido.

En mi recorrido pastoral por las parroquias he constatado que en la mayoría de los templos no se tiene el confesonario con rejilla.

Les pido a todos los párrocos que procuren instalar en los templos de su parroquia el confesonario con rejilla.

En el Código de Derecho Canónico, canon 964,2 se nos pide: “Por lo que se refiere a la sede para oír confesiones, la Conferencia Episcopal dé normas, asegurando en todo caso que existan siempre en lugar patente confesonarios provistos de rejillas entre el penitente y el confesor que puedan utilizar libremente los fieles que así lo deseen”.

El correspondiente c. 964,2 en la letra d) de las Normas Complementarias de la CEM nos dice: “Que existan confesonarios con rejilla para que puedan acercarse los penitentes que así lo deseen”.

El sacramento de la Reconciliación, Penitencia o Confesión, es la muestra palpable de la misericordia de Dios, es un momento en que el amor del Padre Dios se derrama en nuestros corazones, es donde experimentamos a raudales el perdón del Señor.

El primero y principal sacramento para el perdón de los pecados es el Bautismo. Para los pecados cometidos después del Bautismo, Cristo instituyó el sacramento de la Reconciliación o Penitencia, por medio del cual el bautizado se reconcilia con Dios y con la Iglesia (1Jn 2,1).

Hablando de la importancia del Confesonario, el Catecismo de la Iglesia Católica nos dice: “Los lugares principales dentro de los edificios sagrados son estos: el altar, el sagrario o tabernáculo, el receptáculo donde se conserva el santo crisma y los otros santos óleos, la sede del Obispo (cátedra) o del Presbítero, el ambón, la pila bautismal y el confesonario” (246).

Agradezco a mis hermanos sacerdotes que brindan diaria o semanalmente la oportunidad a sus feligreses de recibir el sacramento del Perdón, este ministerio hace crecer el Cuerpo de Cristo y edifica a la Iglesia. Es un gran servicio que muestra la misericordia de Dios.

El Papa Francisco en la Bula Misericordiae Vultus nos recuerda: “Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret… Él con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios… Misericordia es el acto supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une a Dios con el hombre…” (1-2).

Ojalá y pronto cada parroquia tenga su confesonario con rejilla, digno y que armonice con la estructura del templo, para que los fieles que gusten puedan acercarse al sacramento de la conversión.

Mi pensamiento se dirige hoy a la Virgen María con la oración: “Dios te salve Reina y Madre, Madre de Misericordia…”. ¡Que Ella anime nuestro ministerio con su amor!

Fraternalmente:

+ Constancio Miranda Weckmann, Arzobispo de Chihuahua.

A 3 de septiembre de 2019.

Share this Story
  • Noticias

    El Confesonario

    A través del siguiente mensaje, el Sr. Arzobispo exhorta a los párrocos y rectores de iglesias en la Arquidiócesis de Chihuahua, ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Viven adolescentes un Congreso ¡de película!

Derroche de talento en el XXII Congreso Católico ...

Anuncio