Editorial, En tinta china

Don Constancio

En tinta china

Por: Luis Efrén

El viernes 27 de septiembre nuestra Iglesia Diocesana de Chihuahua unirá nuevamente sus plegarias y oraciones para pedir al Padre bueno por las intenciones, vida y ministerio de la persona que Él, en su providencia divina y a través de la autoridad del Santo Padre, nos enseña, santifica y gobierna pastoralmente; me refiero al Sr. Arzobispo Constancio Miranda Weckmann. Además de orar por él, agradecemos a Dios por sus aniversarios: 67 años de vida, 42 de sacerdocio y 21 de ministerio episcopal, amén de su onomástico celebrado el 1º de septiembre.

Recordemos que don Constancio nació en nuestro estado grande, Chihuahua, el 15 de septiembre de 1977 en el pueblo de Las Cruces, municipio de Namiquipa, y fue criado en El Molino, poblado del mismo municipio. De ahí partió jovencito al Seminario de los Misioneros de la Natividad de María, como seminarista de la otrora Prelatura de Ciudad Madera. Prosiguió sus estudios de Filosofía en Ciudad Juárez, en el extinto Seminario Regional del Norte. Su formación al presbiterado la completó con los cuatro años de Teología en el también Seminario Regional pero sede Chihuahua, donde hoy día está el Seminario Conciliar, campus Asunción de María.

Completados los escrutinios y todos los exámenes previos a la recepción de las sagradas órdenes, el Obispo Justo Goizueta y Gridilla, OAR, lo ordenó sacerdote en la Parroquia de Madera el 30 de septiembre de 1977. Fue en aquella Iglesia particular, convertida en 1995 en Diócesis de Cuauhtémoc-Madera, donde el Padre Chacho -como se le conoció en esos años- desarrolló su ministerio presbiteral como vicario, párroco, capellán, asesor, director espiritual y vicario general; esto último, primero de la Prelatura con Monseñor Renato Ascencio León, después de la Diócesis con Monseñor Juan Guillermo López Soto. Su formación académica sacerdotal se completó aún más con el estudio de la licenciatura en Teología Moral, en la Pontificia Academia Alfonsiana de Roma a cargo de los padres redentoristas.

El 27 de junio de 1998 San Juan Pablo II lo llamó a servir como sucesor de los apóstoles, y le confió aquel mismo día el cuidado de la Diócesis de Atlacomulco, donde el 4 de agosto siguiente recibió la ordenación episcopal de manos del nuncio apostólico en México, Monseñor Justo Mullor García. En aquella Iglesia hermana edificó una nueva Catedral, donde puso en el altar principal una reliquia de primer grado de su paisano, San Pedro de Jesús Maldonado.

Hace precisamente diez años, el ahora Papa emérito Benedicto XVI puso sus ojos en él para confiarle, el 29 de septiembre de 2009, el arzobispado chihuahuense, del cual tomó posesión el 19 de noviembre siguiente. Hoy sigue con nosotros animándonos a construir el Reino de Dios en nuestra sociedad, continuamente nos llama a salir al encuentro de aquellos hermanos bautizados en nuestra fe pero que viven alejados. Nos invita a orar continuamente por sacerdotes y seminaristas. Ha trabajado codo a codo para elaborar el Proyecto Diocesano de Pastoral, para que sea implementado con la formación de los agentes de pastoral. Demos gracias al Señor por ello y recordemos que “donde está el Obispo, está la Iglesia”.

Unamos nuestra oración y agradecimiento en una sola voz, el viernes 27 de septiembre a las 6 de la tarde en la Catedral Metropolitana. Al culminar la Misa, el Arzobispo partirá el pastel que compartirá con todos los que asistan en el Centro Pastoral de Catedral.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Noticias

    Fiesta diocesana por don Constancio

    Acuden cientos a festejar al Arzobispo Por: Patricia Carrillo Gómez “Quiero saludarlos a todos, ahora que celebramos como Iglesia diocesana todos ...
  • Editorial En tinta china

    Don Constancio

    En tinta china Por: Luis Efrén El viernes 27 de septiembre nuestra Iglesia Diocesana de Chihuahua unirá nuevamente sus plegarias y ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Viven adolescentes un Congreso ¡de película!

Derroche de talento en el XXII Congreso Católico ...

Anuncio