Abran de par en par las puertas a Cristo, Artículos

¿Compras tu fe?

Abran de par en par las puertas a Cristo

Por: Patty Carrillo

Sacerdotes, secretarias parroquiales y otras personas dentro de la Iglesia han estado más atentos que nunca a la hora de recibir la documentación requerida para la realización de algún Sacramento, ya que se han estado presentando casos de comprobantes apócrifos, principalmente en lo que a pláticas pre-sacramentales se refiere.

Según las asistentes parroquiales, muchas veces los feligreses se quejan de tener que pagar una cuota mínima para efecto de gastos administrativos  y, en algunos casos, los mismos que se quejan pagan hasta 500% más con tal de no asistir a los cursos pre-sacramentales de formación. Esto conduce a una pregunta: ¿Compras tu fe?

Cuando una persona desea recibir un sacramento como el Bautismo, Primera Comunión, Confirmación o Matrimonio, se le pide que acuda a pláticas previas, que regularmente están programadas para días accesibles laboralmente hablando, pues toda persona tiene la obligación de prepararse muy bien para la recepción de ese Sacramento. Pero es entonces cuando algunos recurren a la falsificación: se ahorran tiempo y promueven la corrupción. Además, en las parroquias no les van a aceptar los documentos porque detectarán su falsedad de manera inmediata.

La falsificación, alteración y uso indebido de los documentos de la Iglesia es un delito, que se persigue de oficio. Lo anterior queda establecido en los artículos 330-333 del Código Penal del Estado de Chihuahua: “A quien para obtener un beneficio o causar un daño falsifique o altere un documento público o privado, se le impondrán de tres a seis años de prisión tratándose de documentos públicos y de cien a mil días de multa”. Algunas personas piensan que por tratarse de documentos de la Iglesia no producen efectos jurídicos, pero se equivocan. Un delito perseguido de oficio es aquel que, aunque no se interponga una demanda, en cuanto la autoridad tenga conocimiento de ello debe abrir una investigación para dar con los responsables. Este delito es para la Iglesia un pecado equiparable al de simonía, esto es, la compra-venta de efectos espirituales.

Los Sacramentos se procuran por la fe en Dios; esa fe es la médula de la vida espiritual. Si no es a través de la fe, las personas no se pueden acercar a Dios; por tanto, cuidar la fe ha de ser la principal prioridad para cada persona.

Prepararse en la propia fe dentro de la comunidad parroquial es una gran oportunidad de vivir esa fe, por ello acudir a las diferentes pláticas pre-sacramentales es un gran privilegio que en muchos lugares no tienen.

Podrás engañar al padre o a la notaría, pero a Dios no.

Share this Story
  • Abran de par en par las puertas a Cristo Artículos

    ¿Compras tu fe?

    Abran de par en par las puertas a Cristo Por: Patty Carrillo Sacerdotes, secretarias parroquiales y otras personas dentro de la ...
Load More Related Articles
Load More In Abran de par en par las puertas a Cristo

Check Also

Pastoral Educativa presenta libro de la CEM

“Educar para una nueva sociedad” Por: Patricia Carrillo ...

Anuncio