Bienes para la Iglesia

En tinta china

Por: Luis Efrén

Anteriormente les anuncié, estimados lectores, que a partir del mes de octubre el nuevo precio de la edición impresa de Notidiócesis será de $8 (ocho) pesos por ejemplar. Sabemos ante todo la difícil situación económica que en nuestro país se va profundizando, el elevado precio del dólar, moneda cuyo valor y peripecias financieras repercuten en muchos países, en particular el nuestro por la cercanía comercial. La mayoría de los productos y servicios que día a día consumimos han tenido incrementos a su costo, sin ir más lejos, la canasta básica. Todo esto ha repercutido también en los materiales con los que se elabora Notidiócesis.

Por lo dicho apelamos a la comprensión de todos ustedes. Creemos que de ese modo, ajustando el precio, podremos mantenernos firmes.

Recuerden que este semanario es una obra diocesana, un bien para la Iglesia y para su misión de Evangelización. Nacido en 1976 de la iniciativa de buenos hombres, nuestro semanario es un fruto del Concilio Vaticano II en nuestra Iglesia particular.

En efecto, el documento Inter mirifica, sobre los medios de comunicación social, es el más importante testimonio conciliar de lo que pide la Iglesia con respecto a los medios, su utilización para la evangelización y la salvación de las almas mediante su uso correcto de anunciar noticias verdaderas y no falsas, así como para dar a conocer y a respetar las leyes justas, los derechos verdaderos y la dignidad del hombre.

No podemos claudicar en la tarea del anuncio de la Buena Nueva. Por esta razón hemos querido que en el orden de nuestras páginas, permanezca siempre en las del centro el Evangelio dominical, la Palabra de Dios, que escrita hace 20 siglos y en ellos transmitida, permanece siempre actual, vigente para cualquier tiempo y lugar. 

Recordemos también que es tarea de todo bautizado comprometerse en el anuncio del Evangelio: laicos, consagrados y sacerdotes, somos todos por igual llamados a seguir proclamando el Reino de Dios mediante el cumplimiento del mandato del Resucitado: “Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que Yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo” (Mt 28,19-20). ¡Adelante pues!

En otro orden les participamos de otro bien para la Iglesia y felicitamos a los cuatro diáconos que se unirán al servicio de la Arquidiócesis ya como presbíteros, pues el 21 de octubre el Sr. Arzobispo les conferirá el sacramento del Orden en segundo grado. Sus nombres: Iván Alejandro Estrada Saucedo, Alfredo Gómez Rojas, Jorge Alberto Rodríguez Duarte y Enrique Sánchez Martínez. ¡Muchas felicidades! El Señor les colme de gracia y bendición por el “sí” con que responden. ¡Perseveren, Él y nosotros les necesitamos! Pidan a María la fidelidad a Jesús y a la Iglesia, y el Espíritu Santo lo concederá.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Bienes para la Iglesia

    En tinta china Por: Luis Efrén Anteriormente les anuncié, estimados lectores, que a partir del mes de octubre el nuevo precio ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Pastoral Educativa presenta libro de la CEM

“Educar para una nueva sociedad” Por: Patricia Carrillo ...

Anuncio