Artículos, Caminando con el Papa

Un vistazo al Cielo

Caminando con el Papa

Por: Cristina Alba Michel

I. El Papa y el Evangelio 

Un vistazo al Cielo

1. “Un vistazo al Cielo en la Tierra”, eso es lo que Jesús nos está presentando a través de su Transfiguración, cuya fiesta conmemoramos el 6 de agosto. El Papa reflexiona en el pasaje donde Jesús asciende al monte Tabor con Pedro, Santiago y Juan, mostrándoles por un instante su gloria divina, y a propósito del texto recuerda a Santo Tomás de Aquino, en cuya Suma Teológica destaca cómo en la Transfiguración “apareció toda la Trinidad: el Padre en la voz, el Hijo en el hombre, el Espíritu en la nube luminosa”. Precisamente en la presencia de la Trinidad el Cielo se nos hace manifiesto.

2. Al día siguiente, 7 de agosto, de nuevo habla del Cielo cuando analiza el pasaje de los Hechos de los Apóstoles donde Pedro y Juan realizan la primera curación de su ministerio al sanar, en el nombre de Jesús, a un paralítico de nacimiento que pedía limosna en la puerta del Templo. “Pedro y Juan se dirigen allí a rezar hacia las tres de la tarde, la misma hora en que se ofrecía el sacrificio vespertino y en la que Cristo murió en la Cruz”. Los apóstoles miran a aquel hombre, y a su vez le piden que los mire a ellos. Crean “una relación, un encuentro real entre personas, que es donde a Dios le gusta manifestarse”. En ese encuentro, en ese intercambio de miradas, le dan al paralítico lo mejor que tienen y le devuelven así la salud. Le dan a Jesús.

3. Preguntémonos, añade el Papa: “¿Nosotros, qué poseemos? ¿Cuál es nuestra riqueza, nuestro tesoro? ¿Cómo podemos hacer ricos a los otros? Pidamos al Padre el don de una memoria grata que recuerda los beneficios de su Amor en nuestra vida, para así dar a todos el testimonio de la alabanza y el reconocimiento” y que todos se enteren de lo que Él ha hecho en nosotros. Y concluye: “Nunca olvidemos que la verdadera riqueza de nuestra vida está en Su amor infinito, y que nos esforcemos en compartirlo con los demás”.

Esa es nuestra riqueza, el Amor, Dios mismo en quien vivimos ya aquí y ahora. De esa vida sumergida en Dios se transfigura el alma y los demás se enriquecerán al vislumbrar, partiendo de tan humilde destello, el mismo Cielo.

II. Glosas y comentarios

Pablo VI y la Transfiguración de la Iglesia

1. El 6 de agosto de 1964 publicó el Papa Pablo VI, hoy santo, su primera encíclica titulada Ecclesiam Suam, esto es, “Su Iglesia“, de Cristo. Comienza partiendo de “tres pensamientos” que le vienen a la mente “y agitan nuestro espíritu”. En el primero propone que la Iglesia reflexione sobre sí misma y sobre la vocación a la que ha sido llamada; a partir de ahí, que vea si es como Cristo la vio, la amó y la hizo esposa suya. El tercer pensamiento “nacido de los dos primeros”, se refiere a “las relaciones que actualmente debe la Iglesia establecer con el mundo que la rodea y en medio del cual vive y trabaja”.

2. Se empeñó en estas tareas y también sus sucesores. En efecto, su encíclica -conocida como la Encíclica del Diálogo- plasmó los siguientes pontificados de tal modo que los de Wojtyla, Ratzinger y Bergoglio reproducen los tres pensamientos de Pablo VI, especialmente su “anhelo generoso y casi impaciente de renovación… de enmienda de los defectos… frente al espejo del modelo que Cristo nos dejó de Sí”.

Este anhelo aún vive en Papa Francisco, quien hizo suya “la delicada y difícil empresa” de ver “cuál es la vía para llegar con sabiduría a tan gran renovación”, eligiendo la Cáritas como atención hacia los pobres y marginados y la Misericordia como base del diálogo con todos. 

3. A Pablo VI literalmente le costó la vida emprender este camino de renovación y diálogo, pues debió afrontar las tempestades derivadas del clima de su tiempo sin aflojar el timón.

Tomó el Señor su sacrificio otro 6 de agosto, fiesta de la Transfiguración de 1978.

Hoy, cuando miremos a la Iglesia peregrina sufrir por la etapa de purificación que le toca vivir, miremos también confiados a San Pablo VI, pues su vida y su muerte hablan como un símbolo de esa Iglesia de Cristo que, poco a poco, va siendo transfigurada en Él y por Él en medio de las persecuciones, del martirio, del anuncio del Evangelio en la fidelidad al Señor y en el diálogo con todos.

Pensar

“Hay otro gran recuerdo de Pablo VI cuando, al concluir el Concilio… comparó el trabajo realizado con el acto por el que la Iglesia, como el Buen Samaritano, se inclinó por la humanidad contemporánea. Dice que simplemente quiere ‘servir a la humanidad'”. Nos recuerda la imagen de la Iglesia Hospital de Campaña, que dice Papa Francisco.

Share this Story
  • Miscelánea

    Postrimerías, ¿qué es eso?

    Verdades de nuestra Fe Por: Raúl Sánchez K. En la Liturgia de la Iglesia, durante el mes de noviembre las lecturas ...
  • Artículos Caminando con el Papa

    Un vistazo al Cielo

    Caminando con el Papa Por: Cristina Alba Michel I. El Papa y el Evangelio  Un vistazo al Cielo 1. “Un vistazo ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

La misión del Bautista

Comentario al Evangelio del III Domingo de Adviento ...

Anuncio