Familia de Comunicadores, Miscelánea

“Lean siempre el Noti, es muy bonito”

Familia de comunicadores: Óscar Mariñelarena

Por: PATRICIA CARRILLO GÓMEZ

Don Óscar Mariñelarena Peña es un señor muy entusiasta de la comunidad de San Miguel de los Anchondo, la cual tiene un templo dedicado a San Miguel Arcángel y pertenece a la parroquia Santa Isabel, Chihuahua.

Don Óscar procreó dos hijos, Óscar y Sarahí, con su esposa Amelia, y son ya 14 los años que tiene de comunicador, por lo cual se siente muy feliz. Ello desde que el P. Javier Hernández lo invitó a distribuir Notidiócesis en la capilla de su comunidad, la que se encuentra adentrándose diez kilómetros rumbo a la carretera Chihuahua-Parral vía corta.

Con esa gran sonrisa que lo caracteriza, nuestro entrevistado comparte: “Desde que empecé a repartir el Noti me siento muy contento porque puedo servir en la Iglesia. Lo entrego cada domingo en la Misa de 10 de la mañana, pero cuando las personas faltan, voy y las busco en sus casas porque ellos me lo pagan cada seis meses y yo tengo que cumplirles. Cuando les entrego el periódico, a las personas les da mucho gusto recibirlo porque saben que les llevo la palabra de Dios. Hay veces que salen de Misa y van ‘averiguando’ y no me ven, pero yo los alcanzo y les digo: ‘¡Oiga, oiga!, no se me vaya a ir sin su Notidiócesis, que es el alimento del alma pa’ toda la semana’. Además, me conviene más agarrarlos en la capilla, porque si no, tengo que llevárselos hasta sus casas y me canso mucho, porque el rancho está muy grande y me quedan muy lejos todas las casas, aparte de que estoy malo de una rodilla y a veces arrastro la ‘pata’ para regresarme a la mía”.

Nuestro comunicador también nos platicó que cuando el padre manda un celebrador a la capilla porque él no puede ir, no le llegan los Notis y tiene que entregarlos dobles. Cuando le cuestionan por qué, don Óscar les dice: “Son noticias del domingo pasado, pero los mensajes son para todos los días, sin caducidad y siempre son vigentes, usté léalos los dos, verá qué bonito dice. Yo ya los leí”.

Luego añade: “A veces, cuando no entrego en Misa alguno porque no asiste la persona, me los llevo a mi casa y los coge mi señora y yo le digo: ‘Oye, no me lo vayas a maltratar porque no es mío’. Y ella voltea y me dice: ‘¡Oye, ni que me lo fuera a comer!’ -se carcajea don Óscar-. Después lo leen mis chavalos y entonces ya lo entrego a su dueño, pero bien cuidadito”.

Toda la vida se dedicó Óscar a la agricultura, a la siembra del fríjol y del maíz, pero tuvo que irse a trabajar a Estados Unidos en temporadas de 4 ó 6 meses. Luego se regresaba. Cuando decidió no irse más, consiguió un empleo en una empacadora de alimentos, en la que laboró durante 10 años hasta que se pensionó. Hoy de vez en cuando realiza algunos trabajos para ayudar al sustento familiar. Platica que en su comunidad existe el templo San Miguel Antiguo y que una parte se había derrumbado, pero una señora del lugar llamó a los que restauran el patrimonio de la ciudad: ellos fueron y vieron el templo y así, entre todos, municipio y comunidad, lo volvieron a levantar para que la Misa patronal anual del 29 de septiembre se volviera a celebrar.

“Hace poco estuve trabajando por cinco meses en la ciudad de Chihuahua como velador; nomás un ratito en la mañana, para luego irme muy rápido, por lo cual no tenía mucha chanza de entregar los periódicos, por eso decidí encargárselos a mi señora. Cuando lo hice ella me dijo: ‘¿Ahora ya me vas a embarcar a mí?’, a lo que yo le respondí: ‘¡Claro que sí, échame la mano, aparte el Señor te está jalando a servir!’.

Quiero compartirles que siempre he tenido ganas de ir a la fiesta de los comunicadores, pero por una cosa o por otra nunca puedo. Espero que, con el favor de Dios, el próximo año sí pueda asistir y conocer a todos los que escriben el Noti, ya que es un periódico muy bonito que nos acerca más a Dios cada vez que lo leemos”, finalizó.

¡Gracias, don Óscar, de parte de quienes “hacemos” el Noti, y también de parte de nuestros lectores!

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Familia de Comunicadores

Check Also

La misión del Bautista

Comentario al Evangelio del III Domingo de Adviento ...

Anuncio