Catequesis

Derecho a la libertad religiosa (I)

Vivir la fe

Por: Raúl Sánchez K.

“No digas mi pecado viene de Dios, porque no hace Él lo que detesta… Dios hizo al hombre libre desde el principio, y le dejó en manos de su albedrío. Si tú quieres puedes guardar sus mandamientos… Ante ti puso el fuego y el agua; a lo que tú quieras tenderás la mano” (Eclo 15,11-17).

El deber

Ya expresamos que del primer mandamiento del Decálogo emana el deber de rendir a Dios un culto auténtico tanto en lo individual como en lo social.

La Revelación

“Dios mismo manifestó al género humano el camino por el cual los hombres, sirviéndole a Él, pueden salvarse y llegar a ser bienaventurados en Cristo. Creemos que esta única religión verdadera subsiste en la Iglesia católica y apostólica, a la cual el Señor Jesús confió la obligación de difundirla a todos los hombres” (Dignitatis humanae, 1).

La verdad

“Todos los hombres están obligados a buscar la verdad, sobre todo en lo referente a Dios y a su Iglesia, y, una vez conocida, a abrazarla y practicarla…

Estos deberes tocan y ligan la conciencia de los hombres, y la verdad no se impone de otra manera que por la fuerza de la misma verdad” (Ibíd.).

La libertad religiosa

“Ahora bien, como la libertad religiosa que los hombres exigen para el cumplimiento de su obligación de rendir culto a Dios se refiere a la inmunidad de coacción de la sociedad civil, deja íntegra la doctrina tradicional católica acerca del deber moral de los hombres y de las sociedades para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo” (Ibíd.)

La dignidad humana

“El hombre de hoy tiene una conciencia cada día mayor de la dignidad de la persona humana…, y aumenta el número de quienes, por esa razón, piden no se restrinjan por el poder público los límites de la justa libertad tanto de la persona como de las asociaciones.

Esa exigencia de libertad mira sobre todo a los bienes del espíritu humano, principalmente a aquellos que se refieren al libre ejercicio de la religión en la sociedad” (cf Dignitatis humanae, 1).

Un derecho

“En materia religiosa, ni se obligue a nadie a actuar contra su conciencia, ni se le impida que actúe conforme a ella, pública o privadamente, solo o asociado con otros, dentro de los debidos límites” (Dignitatis humanae, 2; cf Gaudium et spes, 26).

Este derecho se funda en la naturaleza misma de la persona humana, cuya dignidad le hace adherirse libremente a la verdad divina, que trasciende el orden temporal. Por eso, “permanece aún en aquellos que no cumplen la obligación de buscar la verdad y adherirse a ella” (Dignitatis humanae, 2).

Share this Story
  • Catequesis

    Derecho a la libertad religiosa (II)

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “‘Al Señor tu Dios adorarás’ (Mt 4,10). Adorar a Dios, orar a Él, ofrecerle ...
  • Catequesis

    Derecho a la libertad religiosa (I)

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “No digas mi pecado viene de Dios, porque no hace Él lo que detesta… ...
Load More Related Articles
  • Simón el Mago intenta comprar el don del Espíritu Santo a Pedro. Cuadro de Avanzino Nucci de 1620.
    Catequesis

    La simonía

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. Simón el Mago En tiempo de los Apóstoles, en la región de Samaria vivía ...
  • Catequesis

    La Eucaristía construye la Iglesia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Has gustado la sangre del Señor y no reconoces a tu hermano. Deshonras esta ...
  • Catequesis

    Sacrilegios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. El término sacrilegio deriva del latín sacrum, sagrado, y de legere, tomado en este ...
  • Catequesis

    Los frutos de la comunión (II)

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. Ya expusimos que son muchos los frutos al recibir la comunión, por ser el ...
  • Catequesis

    Tentar a Dios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “La virtud de la religión inclina al hombre a rendir a Dios el respeto, ...
  • Catequesis

    Los frutos de la comunión (I)

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Cuando en las fiestas del Señor los fieles reciben el Cuerpo del Hijo, proclaman ...
Load More In Catequesis

Check Also

La misión del Bautista

Comentario al Evangelio del III Domingo de Adviento ...

Anuncio