¡Buenas noticias!

En tinta china

Por: Luis Efrén

El mes pasado el Sr. Arzobispo y los presbíteros de esta Arquidiócesis se reunieron para festejar a algunos sacerdotes que durante 2019 cumplen 25, 50 y 60 años de vida sacerdotal; también fueron motivo de festejo los que, el pasado 15 de agosto, ¡cumplieron 65 años de vida sacerdotal! Ellos son los PP. Alfonso Vicente Payán Meléndez y Vicente Gallo Torres, quienes justo en el día de su aniversario, cuando la Iglesia celebra la Asunción de Nuestra Señora a los cielos, ofreció cada uno su Acción de Gracias por tantos años de sacerdocio.

En 1954 doce varones chihuahuenses fueron ordenados sacerdotes en un hecho insólito que no se volvió a repetir en 50 años. No es muy común en esta Arquidiócesis que tan numeroso grupo sea ordenado en la misma ceremonia. De aquellos doce de hace 65 años viven tres, los dos ya mencionados más el Pbro. Monseñor Arturo Valenzuela Acosta, quien en 1957 se quedó como sacerdote de la diócesis de Ciudad Juárez, pero en 1977 fue incardinado a Nuevo Casas Grandes cuando ésta surgió de aquella otra diócesis para crear una nueva circunscripción. Por muchos años el P. Valenzuela fue “mano derecha” del primer Obispo de Nuevo Casas Grandes, Mons. Hilario Chávez Joya, MNM, fungiendo como su vicario general.

De nueva cuenta damos gracias al Señor por el don del sacerdocio para la Iglesia. Recordemos que sin sacerdotes no hay Eucaristía, por eso pedimos todos los días por aquellos que han respondido con un sí desinteresado para servir en el sacerdocio ministerial.

También, en otra grata noticia, se ha elegido a un nuevo presidente diocesano de la Adoración Nocturna Mexicana -presente en muchas parroquias de la Arquidiócesis-. Cada vez que escucho sobre este grupo diocesano lo relaciono con San Pedro de Jesús, pues él promovió la adoración del Señor presente en la Eucaristía en las parroquias en las que estuvo. La urna con sus restos que permanece en la capilla del Señor de Mapimí en la Catedral, está adornada con la insignia de los hermanos adoradores y una de las banderas con las que identificamos a los hermanos adoradores nocturnos está siempre a su lado.

Finalmente es una gran alegría comunicarles que nace una nueva parroquia, la cual será erigida el próximo 15 de septiembre por Monseñor Miranda. Llevará el nombre de la nueva beata mexicana, Concepción Cabrera, inspiradora de la espiritualidad de la cruz y fundadora, junto al P. Félix de Jesús Rougier, de los Misioneros del Espíritu Santo. Esta congregación se hará cargo de la parroquia y ya mandaron dos sacerdotes más para servir a los fieles de la nueva comunidad parroquial. ¡En el nombre del Señor sean bienvenidos! Y para la gente de Romanzza y sus alrededores, ¡muchas felicidades por su nueva parroquia!

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

El futuro de la Iglesia

Solemnidad de la Inmaculada Concepción Por: Cristina Alba ...

Anuncio