Miscelánea

¡Podemos cuidar la naturaleza con nuestros hijos!

Por: SILVIA DEL VALLE

Entre los mayores problemas de nuestro tiempo está el calentamiento global y la destrucción del medio ambiente. Una buena solución a tan grande problema es enseñar a nuestros niños como cuidar el medio ambiente así que aquí les dejo 5 tips para fomentar la cultura ecológica en nuestros hijos.

PRIMERO: Expliquemos a nuestros hijos qué es el calentamiento global.

Muchas veces debemos “ver para creer” así que es bueno que platiquemos con nuestros hijos y les dejemos claro en que consiste el calentamiento global y las consecuencias de este.

Aquí en México, el cambio climático es lo más palpable pues nos tiene entre las sequías fuertes y las inundaciones que se han multiplicado, así como los fríos poco comunes que nos están llegando y las olas de calor extremo que hemos llegado a tener.

Y que decir de la contaminación, ya que tanto el ambiente como los ríos, se encuentran fuera de control en este tema.

¡Es muy importante hacer conciencia del problema!

SEGUNDO: Deposita la basura en su lugar y sepárala.

Es muy común que los niños tiren al suelo lo que tienen en las manos ya sean envolturas de dulces o papeles.

Debemos enseñarles que la basura va en los botes designados para eso y una forma de estimularlos es felicitarlos cuando lo hagan bien.

Para separarla, yo pongo en un lugar específico 5 botes de basura de diferentes colores y les escribo que cosas van en cada bote.

La separación que uso es:

Verde para la orgánica

Azul para el papel y cartón

Rojo para el vidrio

Negro para el plástico y el pet

Amarillo para el metal

Y en los baños, la sanitaria.

Si no tenemos tanto espacio la separación puede ser más sencilla, en orgánica e inorgánica usando sólo dos botes de diferente color. No importa que cuando llegue el camión de la basura ellos la revuelvan toda, a nuestros hijos ya les enseñamos a ser responsables con el medio ambiente.

TERCERO: Cuida el agua

Debemos acostumbrarnos a cerrar la llave mientras nos enjabonamos las manos y a lavarnos los dientes usando sólo un vaso con agua.

A la hora de bañarnos podemos meter una cubeta para captar el agua que se tira y después usarla para regar las plantas o lavar el carro.

La verdad es que si somos cuidadosos podemos ahorrar mucha agua y hacer sufrir menos al planeta.

CUARTO: Ahorremos energía

Usar focos ahorradores, aunque son más caros, duran más y ayudan a ahorrar energía. Pero ojo debemos tener cuidado con los que son tipo espiral o filamentos porque si se rompen dejan salir un humo de magnesio que puede ser nocivo para la salud. Lo mejor son los de leds.

Enseñemos a nuestros hijos a apagar la luz al salir de un lugar y a desconectar los aparatos que ya no están usando.

Parece mentira, pero esos pequeños detalles ayudan a que no se desperdicie tanta energía.

Los calentadores solares son también una maravilla, en casa afortunadamente tenemos uno que incluso en los días de frío calienta agua a la perfección y combinados con regaderas ahorradoras son sumamente eficientes.

QUINTO: Camina y usa la bicicleta

Los gases que emite el carro dañan mucho la capa de ozono que cubre a nuestro planeta y fomentan el calentamiento global.

Además es una excelente forma de convivir con nuestros hijos ya que podemos pedirles que nos acompañen y así además harán ejercicio.

Nuestros hijos siguen nuestro ejemplo, así que debemos hacer conciencia primero nosotros y educar a nuestros hijos en una cultura del respeto del medio ambiente y del ahorro de energía.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Miscelánea

Check Also

Por la puerta angosta

Comentario al Evangelio del XXI Domingo Ordinario (Lc ...

Anuncio