Papa sólo hay uno

En tinta china

Por: LUIS EFRÉN

En fechas recientes celebramos la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo. El primero, a quien el Señor le dio instrucciones para su Iglesia y le entregó las llaves; el segundo, conocido como el apóstol de los gentiles, quien no se limitó a anunciar el Reino entre los judíos, sino que emprendió campañas de evangelización por diversas ciudades del mundo entonces conocido e “inventó” la manera de ser cristiano sin ser judío.

La fiesta fue el 29 de junio, día llamado “del Pontífice” en muchas diócesis del mundo por ser San Pedro el primer Papa de la historia, quien estableció a Roma como sede para servir a toda la Iglesia Católica. Con el correr de los años dicha sede se estableció en la colina Vaticana, por ser el lugar donde Pedro y Pablo fueron martirizados.

Bien, pues en torno a esos días fue publicada una entrevista del diario italiano Corriere della Sera (Mensajero de la Tarde) a Benedicto XVI, Obispo emérito de Roma. Recordemos que desde su renuncia al papado se han oído, dentro y fuera de la Iglesia, voces que dicen que Francisco no es Papa. A los hermanos que dicen eso hay que recordarles que sus palabras ofenden demasiado al Señor, a la Iglesia, al Papa Francisco y a Benedicto XVI, quien el día que entregó la sede petrina pidió de corazón: “Permanezcamos unidos, queridos hermanos… deseo deciros que continuaré estando cerca de vosotros con la oración, especialmente en los próximos días, a fin de que seáis plenamente dóciles a la acción del Espíritu Santo en la elección del nuevo Papa. Que el Señor os muestre aquello que quiere Él. Y entre vosotros, entre el Colegio Cardenalicio, está también el futuro Papa, a quien ya hoy prometo mi incondicional reverencia y obediencia”. Hoy, aquellas palabras que pronunció el 28 de febrero de 2013, han sido reafirmadas por él mismo: “El Papa es uno, Francisco”.

Oremos en este momento por el ministerio al que ha sido llamado Papa Francisco y pidamos por Benedicto XVI, quien a sus más de 92 años sigue, en el silencio de sus días, ofreciendo su vida y sus oraciones por toda la Iglesia. Pero oremos también sinceramente por aquellos hermanos que siguen afanándose por desunir a la Iglesia, sobre todo por los más cercanos, los que están dentro de la Iglesia y que no aceptan a Francisco como el auténtico y actual sucesor en el ministerio que Jesús confió a Pedro.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Papa sólo hay uno

    En tinta china Por: LUIS EFRÉN En fechas recientes celebramos la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo. El primero, ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

Por la puerta angosta

Comentario al Evangelio del XXI Domingo Ordinario (Lc ...

Anuncio