La Iglesia en las Periferias, Reportajes

Ministerio de Matrimonios, soporte para familias

La Iglesia en las Periferias

Por: PATRICIA CARRILLO GÓMEZ

Debemos impedir que la conciencia de los fieles en dificultad, con respecto a su matrimonio, se cierre a un camino de gracia. Este objetivo se consigue con un acompañamiento pastoral, con el discernimiento de las conciencias”. (Papa Francisco)

Existe en la parroquia Señor de los Guerreros un grupo de matrimonios que desde hace 12 años trabaja incansablemente por otros matrimonios y sus familias. ¿Cómo? Mostrándoles el rosto misericordioso de Dios. Así se van formando redes de evangelización integral que llevan por nombre: Ministerio de Matrimonios.

Matrimonio Schiaffino, con el P. César al centro.

Fundadores del Ministerio de Matrimonios

Eduardo Schiaffino y Nancy Ortega, son un matrimonio perteneciente al territorio de la parroquia Ntra. Sra. de los Ángeles, pero desde hace 12 años trabajan pastoralmente en la capilla dedicada también a Ntra. Sra. de los Ángeles, al sur de la ciudad episcopal, de la parroquia Señor de los Guerreros. Esto los hace parte de dicha comunidad y así se consideran. En 25 años de matrimonio ellos han procreado cinco hijos, quienes también forman parte del Ministerio.

El inicio

Este ministerio inició cuando el P. Roberto Perea, CM, quien era párroco en aquel entonces, formó la comunidad de Nuestra Señora de los Ángeles en la colonia Granjas Cerro Grande e invitó a los Schiaffino a formar la Pastoral Familiar, ya que a la sazón iba muy poca gente a la Misa dominical. 

“Nosotros le sugerimos al padre empezar con asambleas de oración, y posteriormente retiros gratuitos para matrimonios -nos comparten los Schiaffino-; lo pensamos así debido a la gran necesidad que vimos en las familias de la zona. Él aceptó e inmediatamente lanzamos la convocatoria por medio de volantes, casa por casa, así como anuncios al final de las Misas. Invitamos a seis matrimonios más para que nos ayudaran con el nuevo apostolado.

Inicialmente, en las asambleas teníamos sólo siete señoras acompañadas por 20 niños -aproximadamente-, ¡eran más servidores que asistentes las primeras veces! Al ver que iban más niños, nos apoyamos con el ministerio de los pupilos de María Niña, para empezar por ahí a ‘jalar’ a sus familiares. Notamos que los niños iban sin cenar, ya que la cita era de 8 a 10pm; así nos dimos a la tarea -cada matrimonio del equipo- de hacer una cantidad de burritos para ofrecérselos al final de la reunión. Fue así que vimos que los niños empezaron a sentir el amor de Dios, porque pasaban a dar testimonio al final de cada reunión, diciendo que se sentían muy felices de estar ahí con Jesús. Para gloria de Dios se empezó a correr la voz y comenzaron a llegar sus mamás primero, luego sus papás, y hasta los vecinos que notaban algo diferente en ellos”.

Añaden que, al lado de su equipo evangelizador, se sentían cada vez más cercanos a esa comunidad que semana a semana crecía, al grado de tener lleno el templo antes vacío. Eso les impulsó a prepararse más para ayudar a través del Evangelio a las familias que se acercaban.

Al día de hoy

Actualmente el equipo tiene 100 matrimonios que cada miércoles se reúnen para seguir retroalimentando su fe, y son casi 500 las familias con niños desde los tres a los 18 años quienes integran este bello apostolado.

Un ejemplo de la retroalimentación recibida, son los sketches o representaciones que cada comunidad realiza en su reunión: son maneras más sencillas, dinámicas, de aprender cada situación y ayudarse mutuamente. También se organizan para trasladar a las familias que por cualquier situación -económica sobre todo- no pueden acudir a las reuniones generales para evitar que se separen de la comunidad. Varios matrimonios han llegado a sus retiros como “última oportunidad”, inclusive con el divorcio casi firmado; pero “gracias a la fe, oración y devoción que junto al equipo desarrollan, ahora sirven junto a sus familias en los ministerios de la parroquia”.

¡Congresos!

Debido a la gran afluencia de matrimonios, a sus diferentes realidades (algunas muy extremas), nacieron los congresos. El equipo se dio a la tarea de invitar a ponentes nacionales para enriquecer la creciente necesidad de conocer más a Dios. “‘Restaurando Familias’ fue el nombre que elegimos, y desde hace cinco años se realiza este congreso cada octubre. El próximo será 19 y 20, Dios mediante. Previamente tenemos tres retiros y uno de evangelización para matrimonios, quienes después de la evangelización se integran a la parroquia junto a sus familias para gloria de Dios: ¡ese es el fin de nuestro apostolado! Todo lo recabado en ese congreso se destina a alguna capilla parroquial que lo necesite”, comparten.

¿Qué pasa en esos Congresos?

“Al equipo nos compete señalarles el camino y enfatizarles que sólo en la oración se dará ese encuentro personal con Dios, y si abren su corazón, el Señor hará muchas cosas hermosas en cada uno de ellos. El 70% de los temas se enfoca en los matrimonios, pues ellos son la base de toda la familia. Además, traemos ponentes que comparten un testimonio de vida motivador para profundizar en la fe.

Han venido a los Congresos familias de Ciudad Juárez, Delicias, Parral y Cuauhtémoc, invitados por algún familiar o amigo, y cuando termina el Congreso los canalizamos para que lleven el crecimiento en su ciudad de origen. Además estamos en constante actividad para recabar fondos para que este Congreso se lleve a cabo cada año”.

Invitación al próximo retiro

Por su parte el P. César Cruz Gálvez, párroco del Señor de los Guerreros, y en todo momento presente en la entrevista, compartió que “en los casi dos años que tengo de párroco, he visto los frutos que han dado esos retiros, me ha tocado realizar Sacramentos como bautizos y bodas, fruto de ese acompañamiento que el ministerio ha hecho a través de estos años. Aún hay mucho que hacer, pero los procesos van evolucionando de la manera correcta. Yo, como sacerdote, estoy muy agradecido”.

Todos aprovecharon para compartir a la comunidad que el próximo 21 de julio en el salón del SNTE (Ave. Homero), de 10am a 7pm, tendrán un retiro para servidores y comunidades. Será como todos, totalmente gratuito. Ahí compartirán su experiencia de tantos años formando matrimonios dentro de sus comunidades.

¡Únete al Ministerio de Matrimonios! Llama al Cel. (614)406-7813 o a la oficina parroquial Señor de los Guerreros: (614)435-7799.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In La Iglesia en las Periferias

Check Also

Viven adolescentes un Congreso ¡de película!

Derroche de talento en el XXII Congreso Católico ...

Anuncio