Abran de par en par las puertas a Cristo, Artículos

La vocación sacerdotal inicia en el hogar

Abran de par en par las puertas a Cristo

Por: PATTY CARRILLO

La vocación sacerdotal generalmente nace en el seno de la familia, cuando el hijo recibe de sus padres la primera educación en la fe, cuando observa en ellos una total disponibilidad a la voluntad de Dios. La familia va ayudando a que esa vocación se desarrolle plenamente y cuando el hijo decide dejar el hogar para responder al llamado de Dios, la actitud correcta es llenarse de gozo y expresarle apoyo incondicional, sin mostrar angustia por lo que vendrá, convirtiéndose esto en un acto de fe profunda.

El no tener miedo para apoyar la vocación de un hijo que decide ser sacerdote es reconocer que el camino que eligió es maravilloso, y aunque los padres ya no lo tendrán cerca de manera física, lo tendrán más cerca del corazón con las oraciones, sabiendo que su vida será ahora de entrega al servicio de la Iglesia. ¿Hay algo más hermoso que puedan desear unos padres para ese hijo tan amado? Lo mejor es animar y acompañar al hijo en su deseo de dejarlo todo para seguir a Jesús, apoyarlo en sus motivaciones y en su deseo libre de responder al llamado que Dios le hace de manera personal.

Que la veneración a la Virgen María siempre sea de profunda gratitud, por haber sido ella la que dio a luz al Sumo y Eterno Sacerdote. De un modo similar, la Iglesia ve con admiración y gratitud a esas madres que han sabido formar sacerdotes para el bien de la misma. Ellas son especiales por haber llevado en su seno a quienes se han convertido en ministros de Cristo. La Iglesia enseña que al ser madre de un hijo sacerdote, por voluntad de Dios ella se convierte en hija de su hijo, y podrá ejercer una nueva maternidad en la discreta y valiosa cercanía de la oración por su ministerio.

Es relevante que el joven vea la falta de sacerdotes en la actualidad y eso lo motive a dar una respuesta generosa con la motivación y formación que reciba dentro de su hogar.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Abran de par en par las puertas a Cristo

Check Also

Viven adolescentes un Congreso ¡de película!

Derroche de talento en el XXII Congreso Católico ...

Anuncio