Noticias

Recibirán estafeta de MFC en Encuentro Diocesano

Sergio y Margarita Romero, nuevos presidentes 

Por: KAREN ASSMAR DURÁN

Este domingo 30 de junio, ante toda la membresía de MFC reunida para el Encuentro Diocesano, tomarían protesta Sergio Raúl Romero Martínez y Margarita Flores Márquez como nuevos presidentes del Movimiento Familiar Cristiano para el trienio 2019-2022.

Entrevistados por Notidiócesis, comparten sobre su historia de vida, su caminar juntos en el Señor y los proyectos venideros para este movimiento que en la Arquidiócesis brinda acompañamiento y formación a más de mil matrimonios y sus familias.

Platica Sergio: “Nací en Parral, en enero de 1969, tengo 50 años. Soy el sexto de siete hermanos y cuando estaba en la secundaria empecé en un grupo de adolescentes, dando catecismo y en un coro. Cuando emigramos a Chihuahua me integré a un grupo juvenil en la Asunción de María, a un coro y también como catequista, fue donde nos conocimos Margarita y yo, en el ministerio de catequesis infantil, y después de un tiempo de ser amigos y convivir, empezamos a ser novios”. A su vez, Margarita señala: “Yo nací en Chihuahua en octubre del 1969, soy la segunda de cinco hijos y desde los cuatro años pertenezco a la parroquia de la Asunción; ahí entré al grupo de adolescentes a los 15 años y acepté la invitación a ser catequista. Duré once años dando catecismo del Buen Pastor y al mismo tiempo el P. Chuma nos invitó a algunos a iniciar el ministerio del catecumenado para adultos”.

Luego de tres años de noviazgo contrajeron matrimonio el 17 de febrero de 1996, es decir, llevan 23 años de casados; son sus hijos Sergio Alberto de 22 años, Diana Estefanía de 17 y María Fernanda de 8 años.

Fue por invitación del entonces párroco, P. Jesús José Mata, que iniciaron su caminar en MFC sector Centro, ya que en la Asunción no había: “Aceptamos la invitación del padre y hasta la fecha ya son 13 años de pertenecer a MFC: terminamos nuestro ciclo básico (tres años), fuimos promotores (tres años), después secretarios del sector de la Asunción (tres años) y los últimos cuatro años en el equipo diocesano sirviendo como área III y, bendito Dios, para gloria de Él, ahora que nos han invitado a coordinar estos trabajos como presidentes diocesanos, confiando en el Señor y temblándonos las piernitas, que todo va a salir bien”, expresa Sergio. Y añade Mague: “Cuando empezamos a ser secretarios del sector Asunción de María, Sergio nuestro hijo empezó como joven coordinador y a la vez promotor, porque apenas se había abierto el área juvenil. Nunca pensamos -los planes del Señor- que después fuera a quedarse como joven coordinador diocesano durante los pasados cuatro años, y por ello le doy gracias a Dios, porque siempre oraba por él: ‘Tú llámalo, Tú cuídamelo y que siempre esté cerca de Ti'”.

Mague es contadora y Sergio ingeniero en sistemas, trabajan juntos en un negocio familiar de comedores industriales y juntos han asumido numerosas responsabilidades apoyados en mucho por sus hijos: “Estamos bien agradecidos con Dios. Le dijimos desde adolescentes, cuando tomamos nuestro retiro de evangelización, que queríamos que Él fuera el centro de nuestra vida y que nos acompañara en todo”.

Nos confiaron que cuando nació Fernandita una hemorragia que no cedía mantuvo a Mague al borde de la muerte, y mientras ella salía y entraba por tres veces al quirófano, Sergio instaba a orar por ella a través de WhatsApp, y el milagro ocurrió, “ésa fue una manifestación de Dios muy grande porque nos dio la oportunidad de seguir juntos, de yo disfrutar a mi bebé, que ella tuviera a su mamá. Y luego decíamos: ‘¿Cómo le podemos decir que no a Dios, si Él nos da la vida, una nueva oportunidad, tanta bendición?'”. Poco después ocurrió un nuevo milagro: a Mague debían extirparle un ovario, que era cinco veces más grande de su tamaño normal; muchos oraron por ella y cuando salió de quirófano el doctor les aseguró que nada había encontrado anormal. Refiere Sergio: “Yo dentro de mí decía: ‘Yo sí sé qué pasó, fue el Señor que nos volvió a manifestar su amor’. A pesar de nuestras fallas, de nuestras debilidades, siempre hemos experimentado fuertemente Su amor y misericordia y realmente no somos un matrimonio perfecto porque todos tenemos nuestros altibajos, pero en este caminar siempre Dios ha estado presente y ahorita el servicio y compromiso que nos pide se lo damos con mucha alegría en el corazón y con mucho agradecimiento por tantas bendiciones”.


El nuevo equipo diocesano.

Los Romero Flores no estarán solos en esta encomienda, les apoyará todo un equipo: nuevos secretarios de Sector, responsables de Momentos Fuertes y de Servicios Institucionales, las Madres Responsables (MaRes), los Jóvenes y, por supuesto, los asistentes eclesiales.

¿Qué viene para MFC en su trienio? Comparten:

-Capacitar y fortalecer la convicción, espiritualidad y compromiso de todos los servidores.

-Atender y acompañar a los adolescentes y jóvenes, buscando implementar en más sectores el área juvenil.

-Consolidar a las MaRes.

-Extender el servicio “Somos familia de Dios” para divorciados vueltos a casar.

-Reforzar y aumentar la caridad y la solidaridad de los miembros de MFC hacia afuera.

-Hacer presencia ante la sociedad defendiendo la vida, el matrimonio y la familia, haciendo sinergia con otras organizaciones y movimientos que trabajan a favor de la familia.

Sergio y Mague concluyen diciendo las palabras de Josué: “‘Yo no sé los demás, pero en lo que a nosotros nos toca, mi familia y yo serviremos al Señor’. Dios nos conceda vida y salud para poder servirlo”.

Encuentro Diocesano de MFC

30 de junio en el Centro Deportivo Tricentenario (Ave. Homero #330, Col. Revolución), de 8am a 3pm. Se tendrá la Misa con el Sr. Arzobispo, renovación de los equipos, cambio de estafeta y conferencias.

Share this Story
  • Noticias

    Recibirán estafeta de MFC en Encuentro Diocesano

    Sergio y Margarita Romero, nuevos presidentes  Por: KAREN ASSMAR DURÁN Este domingo 30 de junio, ante toda la membresía de MFC ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

¡Podemos cuidar la naturaleza con nuestros hijos!

Por: SILVIA DEL VALLE Entre los mayores problemas ...

Anuncio