Miscelánea

Migrantes, una crisis sin precedentes

En busca de horizontes encuentran espejismos

Por: CRISTINA ALBA MICHEL

El Papa se ocupa bastante de los migrantes “porque es un problema candente, actual” (Cf. Papa Francisco para Televisa; mayo 2019).

Emergencia

Desde el comienzo de su pontificado Papa Francisco se preocupa por los migrantes. Ya en julio de 2013 visitó la isla de Lampedusa, en el Mediterráneo italiano, donde han muerto y siguen muriendo cientos de migrantes africanos. También la frontera mexicana del norte fue testigo de su ofrenda ante las cruces por los migrantes muertos: su gesto dio la vuelta al mundo en un ‘tris’, pero la solución tardará, pues la emergencia parece que apenas empieza a tocar su punto más álgido.

Silencio

Sobre la crisis migratoria en México, las versiones digitales del New York Times y del diario español El País se unieron a los numerosos medios extranjeros que sobre el tema no dejan bien paradas a nuestras autoridades. Relatan lo que miles de personas centroamericanas y africanas -demasiados niños- están padeciendo ahora mismo en la frontera sur de este México en transformación.

Hace unos meses se acusaba a la Administración Trump por separar a los niños de sus padres, por tener a decenas y decenas de personas en una especie de jaulas, víctimas del calor, de la sed, del hambre, del miedo, etc. Hoy poco dicen los medios nacionales -desde marzo hasta mayo del año en curso- de esta pesadilla de miles de personas.

Sufrimiento

Narra El País: “A las puertas de la estación migratoria ‘Siglo XXI’ en Tapachula, Chiapas, hay una niña de ocho años cubierta por minúsculas gotas de sudor frío, que escupe espuma blanca con los ojos cerrados. Ha perdido la conciencia. Detrás de las rejas, una pareja de funcionarios de seguridad observan la escena, impávidos. Parece que no es la primera vez que viven algo similar. Custodian uno de los centros migratorios más grandes de Latinoamérica en una de las fronteras más transitadas del mundo, la que separa Guatemala de México. Lo que no habían visto nunca es a cientos de africanos sobreviviendo tras esa valla, sin comida ni agua, con un sol plomizo y una humedad asfixiante. Niños desnutridos, con fiebre y diarrea. Madres desesperadas. La de Dani, la niña angoleña frente a las rejas, se desgañita en portugués para que les dejen pasar… Después de los gritos, sólo hay silencio… Son las dos de la madrugada”. (https://elpais.com/internacional/2019/04/17/mexico/1555463562_198481.html).

Atrapados

Una entre miles de historias semejantes, cada historia con rostro y nombre. Cada historia habla de agotamiento, enfermedad, desilusión, separación, hambre, sed, muerte. Cuando en enero pasado el Gobierno mexicano ofreció visas a poco más de doce mil migrantes centroamericanos, muchos se sintieron atraídos a México: han llegado hondureños, salvadoreños, haitianos, guatemaltecos y cubanos; africanos y asiáticos procedentes de Angola, El Congo, Camerún, Burkina Faso, Guinea, Eritrea, Pakistán, Afganistán, Siria y Nepal… “Y cada día llegan más”.

Las promesas de trabajo del Gobierno federal se esfumaron como rocío mañanero. Miles quedaron atrapados. Desde el cierre de la frontera sur en marzo y hasta finales de abril, había seis mil migrantes detenidos en Chiapas esperando un supuesto permiso de trabajo temporal. Cada día llegan de 200-300 personas más. Tapachula se encuentra “al borde de un colapso migratorio sin precedentes”, según datos del Instituto Nacional de Migración (INM).

Pactos

Para los migrantes africanos a la fecha no hay “un reconocimiento de sus países formalmente, por eso quedan como apátridas. No se les permite transitar por México”. La declaración de apátrida los coloca como refugiados; esto nos hace mirar a diciembre pasado, cuando este Gobierno firmó ambos pactos, migratorio y de refugiados, comprometiéndose ante la comunidad internacional a dar acogida a estas personas. Los demás firmantes -muchos son los ricos del mundo occidental- se comprometieron a apoyar a los países de destino o de tránsito de migrantes y refugiados, mas no lo han hecho. En cuanto a los países no firmantes, siguen estando ciegos y sordos ante el clamor de los desterrados.

Rebasados

La Iglesia no está pasiva ante el dolor y la necesidad de toda esta gente, y a principios de mayo Vida Nueva digital dio a conocer la voz de los obispos en un breve artículo titulado: “La Iglesia en México denuncia inédita crisis humanitaria por migrantes”. Les compartimos algunos datos que publican:

-El estado de Chiapas vive una crisis humanitaria sin precedentes.

-La Iglesia pidió al Gobierno federal actuar lo más pronto posible en la implementación de un Plan de Emergencia para dar “atención humanitaria, especialmente a aquellos que deambulan por la ciudad de Tapachula”, miles que tienen días sin comer, duermen en la calle, están enfermos, o mujeres cerca de dar a luz.

Por su parte, la CEM comunica que “el inmenso número de migrantes ha rebasado la ayuda de la Iglesia” y las instalaciones de la estación migratoria “Siglo XXI” están sobresaturadas, lo mismo que muchos albergues.

Por si fuera poco, de los mexicanos surgen actitudes de rechazo: “xenofobia, discriminación y racismo”, contrario a lo que siempre se había visto en este país.

Xenofobia

Valentina Alazraki, en reciente entrevista al Papa, le recuerda que durante su visita a México “estuvo en la frontera sur… donde ahora hay una emergencia humanitaria fuertísima” que a diario denuncia la Iglesia. Se ha rebasado la capacidad de los centros de acogida. “Hemos visto estas caravanas de centroamericanos pasando hacia el norte, ahora llegan muchos cubanos y africanos”. Por un lado la crisis, por otro la xenofobia que aparece. Se trata de “una guerra entre pobres… los mexicanos pobres se ven invadidos”. Eso ocurrió ya en Tijuana a principios de 2019.

Para el Papa, “algo no funciona”: el maltrato ambiental y el económico, pues toda la fortuna del mundo “está concentrada en grupos bastante pequeños… Entonces, los pobres buscan fronteras, buscan salidas, buscan horizontes nuevos”.

Imagen: El Heraldo de México.

La Iglesia no está pasiva ante el dolor y la necesidad de toda esta gente.

Share this Story
  • Miscelánea

    Migrantes, una crisis sin precedentes

    En busca de horizontes encuentran espejismos Por: CRISTINA ALBA MICHEL El Papa se ocupa bastante de los migrantes “porque es un ...
Load More Related Articles
Load More In Miscelánea

Check Also

¡Podemos cuidar la naturaleza con nuestros hijos!

Por: SILVIA DEL VALLE Entre los mayores problemas ...

Anuncio