Catequesis

La Eucaristía como sacrificio

Celebrar la fe

Por: RAÚL SÁNCHEZ K.

“Cuantas veces se renueva en el altar el sacrificio de la cruz, en el que ‘Cristo, nuestra Pascua, fue inmolado’ (1Co 5,7), se realiza la obra de nuestra redención” (Lumen Gentium, 3).

Consideraciones

Ya expusimos que “debemos considerar la Eucaristía como: Acción de gracias y alabanza al Padre; Memorial del sacrificio de Cristo y de su Cuerpo, y presencia de Cristo por el poder de su palabra y de su Espíritu” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1358).

Un memorial

“La Eucaristía es el memorial de la Pascua de Cristo, la actualización y la ofrenda sacramental de su único sacrificio, en la liturgia de la Iglesia que es su Cuerpo. En todas las plegarias eucarísticas encontramos, tras las palabras de la institución, una oración llamada anámnesis o memorial” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1362; cf Notidiócesis 12 agosto 2018).

No mero recuerdo

“En el sentido empleado por la Sagrada Escritura, el memorial no es solamente el recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino la proclamación de las maravillas que Dios ha realizado en favor de los hombres (cf Ex 13,3). En la celebración litúrgica, estos acontecimientos se hacen, en cierta forma, presentes y actuales. De esta manera Israel entiende su liberación de Egipto: cada vez que es celebrada la pascua, los acontecimientos del Éxodo se hacen presentes a la memoria de los creyentes a fin de que conformen su vida a estos acontecimientos” (Ibíd., 1363).

Sentido nuevo

“El memorial recibe un sentido nuevo en el Nuevo Testamento. Cuando la Iglesia celebra la Eucaristía, hace memoria de la Pascua de Cristo y ésta se hace presente: el sacrificio que Cristo ofreció de una vez para siempre en la cruz, permanece siempre actual (cf Hb 7,25-27)” (Ibíd., 1364).

Sacrificio perpetuo

“Nuestro Salvador, en la última cena, la noche que lo traicionaban, instituyó el sacrificio eucarístico de su cuerpo y sangre, con el cual iba a perpetuar por los siglos, hasta su vuelta, el sacrificio de la cruz, y a confiar así a su esposa, la Iglesia, el memorial de su muerte y resurrección” (Sacrosanctum Concilium, 47).

No una repetición

“La Misa, en efecto, no es una repetición del sacrificio del Calvario, como si Cristo volviera a morir una y otra vez, sino que es el memorial o actualización sacramental de ese mismo y único sacrificio de la cruz…

La redención, por la muerte y resurrección de Cristo, se efectuó una sola vez y para siempre en la historia…

En el sacrificio del Calvario se consumó definitivamente nuestra redención; en la Misa se nos aplican los méritos infinitos de ese único sacrificio” (Católico: ¡defiende tu fe!, Pbro. Dizán Vázquez).

Share this Story
Load More Related Articles
  • Catequesis

    Dimensión comunitaria del sacramento de la Penitencia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. El rito bautismal es “lavado de regeneración” que limpia el pecado, lo rae del ...
  • Catequesis

    Jurar con verdad

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “No jurar ni por Criador ni por criatura, si no fuere con verdad, necesidad ...
  • Catequesis

    La penitencia

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “En la Iglesia, existen el agua y las lágrimas: el agua del Bautismo y ...
  • Catequesis

    Falsos juramentos

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “Al Señor tu Dios temerás, a Él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt ...
  • Catequesis

    Estamos llamados a la conversión

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y ...
  • Catequesis

    La blasfemia

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “El Nombre de Dios es grande allí donde se pronuncia con el respeto debido ...
Load More In Catequesis

Check Also

Pide Arzobispo seguir orando por un pronto regreso a los templos

Sería a las 9am la Misa del Obispo, ...

Anuncio