Artículos, Caminando con el Papa

Jesús no pide imposibles

Caminando con el Papa

Por: Cristina Alba Michel

I. El Papa y el Evangelio

Perdonen al enemigo, sean perfectos

1. Fue durante su homilía de la Misa en Santa Marta -hace un año- que el Papa toca un tema muy difícil planteado por Jesús y que Mateo recoge en su Evangelio (5,43-48): “Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores”. ¿Difícil? Más que difícil, ¡parece imposible!, sin embargo “en los campos de concentración nazis o en los gulag del comunismo ruso, muchos cristianos rezaron por quienes querían asesinarlos”, recuerda el Papa. “Se trata de ejemplos muy altos que tocan la conciencia de cada uno, porque llegar a ‘amar’ a los enemigos, a quien quiere destruirte, es difícil”.

2. Jesús sabe que sus palabras son difíciles de entender y todavía más difíciles de cumplir, sin embargo anima a sus discípulos que si ellos hacen eso, “serán hijos del Padre que está en el cielo, porque Él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos”, además, “si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos?” (Cf. Mt 5, 45-46). En cambio, hoy en cuántos pueblos escondidos o municipios superpoblados, en México, se hace “justicia” por propia mano, que raya más bien en la venganza. Y la espiral de violencia crece.

3. Hace unos poquitos días, una mujer de nuestra tierra mexicana, chihuahuense, perdonó a quienes le mataron a su hijo. Nos quedamos en silencio, para honrar el corazón cristiano, heroico, de una madre. Y nos quedamos en silencio para retomar las palabras de Jesús, solamente Él puede explicar esto, y solamente su testimonio, que en los cristianos se repite una y otra vez por la acción del Espíritu Santo, es el que puede conseguir que algo tan difícil se realice, se concrete en el perdón máximo. Y así, con la palabra de Jesús, bajo la acción y la fuerza del Espíritu Santo, es posible que un gusanito como es el hombre, “sea perfecto como es perfecto el Padre que está en el cielo”. No, Jesús no pide imposibles, nos pide confiar en Él.

II. Glosas y noticias

La vida se defiende

1. Siempre ha de quedar claro que perdonar al enemigo no significa hacerse de la vista gorda ante la injusticia, ésta se denuncia y se combate, y quien se empecine en cometerla, que reciba lo que le toca. Así, el Papa durante la Audiencia general del miércoles 12 de junio celebró las “Marchas por la Vida” realizadas recientemente en Polonia y felicitó a los peregrinos polacos, aprovechando para denunciar la cada vez más extendida cultura de desprecio por la vida humana.

Hay temas opinables y otros no; y el tema de la dignidad de la vida humana, la cuestión del derecho a la vida, no es un tema opinable, antes bien la vida se celebra, se protege, se defiende. Esto dijo el Santo Padre:

2. La vida “estamos llamados a defenderla y servirla desde la concepción en el seno materno hasta la edad avanzada, y cuando está marcada por la enfermedad y el sufrimiento. No es lícito destruir la vida, hacerla objeto de experimentaciones o falsas concepciones”.

Además, dejó muy claro que para el cristiano, es un deber el transmitir un mensaje a toda la sociedad, el mensaje que asegura que “la vida es sagrada porque es un don de Dios”. Y debe hacerlo con menos palabras y más acciones.

3. Al final Francisco pidió oración, mucha oración, “para que la vida humana siempre sea respetada, dando testimonio de los valores del Evangelio, especialmente en el ámbito de la familia”. Y es que en la familia es donde todo comienza: son los padres de familia los que deben educar a los hijos en ese amor y respeto por la vida, ¿cómo? Con su propio ejemplo, con su amor, con su guía.

Pensar

“Ustedes han oído: ‘ojo por ojo y diente por diente’. Yo les digo que no hagan frente al que les hace mal, al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto… Da al que te pide y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

Han oído también: ‘Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo’. Yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si aman sólo a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Sean perfectos como es perfecto su Padre que está en el cielo” (Cf. Mt 5,38-48).

Share this Story
  • Artículos Caminando con el Papa

    Jesús no pide imposibles

    Caminando con el Papa Por: Cristina Alba Michel I. El Papa y el Evangelio Perdonen al enemigo, sean perfectos 1. Fue ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Viven adolescentes un Congreso ¡de película!

Derroche de talento en el XXII Congreso Católico ...

Anuncio