Artículos, Caminando con el Papa

Detrás de todo está…

Caminando con el Papa  

Por: CRISTINA ALBA MICHEL

I. El Papa y el Evangelio

La persecución de hoy

1. Hace un año el Papa decía durante la Misa matutina en Santa Marta: “vivimos en un mundo de esclavos, mujeres y hombres perseguidos a través de las colonizaciones culturales, las guerras y el hambre que destruyen físicamente y en la dignidad. Para explicar tan enormes injusticias, es necesario entender que detrás de todo está el diablo” (Cf. Papa Francisco, En este mundo de esclavos; junio 1º 2018). Jesús mismo advirtió sobre las persecuciones, y Pedro lo hace también: “Queridos, no os extrañéis del fuego que ha prendido en medio de vosotros para probaros, como si os sucediera algo extraño” (1Pe 4, 7-13).

2. Hoy sigue diciendo Pedro, en boca de Francisco: “la persecución es parte de la vida cristiana, es más, ser perseguido es una bienaventuranza: ‘bienaventurados cuando os insulten y os persigan en mi nombre'”, pues el mismo Jesús fue perseguido y asesinado en la persecución. Ya le tenían ganas, y cuando acusa a los mercaderes del Templo de hacer de la Casa de Dios una “cueva de ladrones”, los jefes de los sacerdotes y los escribas “buscaban la forma de hacerle morir”. Así hoy, en cuanto el cristiano denuncia el mercadeo que se hace con la vida humana y su dignidad, comienza la persecución. Mientras no se afecte a las mesas de los cambistas y mercaderes, las aguas van más tranquilas, sin embargo, demasiada tranquilidad puede empantanar el alma del seguidor de Cristo.

3. Así como “Jesús fue perseguido a causa de su fidelidad al Padre”, el cristiano es perseguido por su fidelidad a Cristo que es la Verdad y el Camino. Todos quieren la vida, pero no quieren el camino ni la verdad de Cristo, y cuando el cristiano las defiende, el mundo se le arroja encima. “La persecución es un poco ‘el aire’ del cual vive el cristiano también hoy, porque el cristiano, quizás hoy más que nunca, molesta tal vez más que nunca a la cultura de la muerte, del descarte, al amo del mundo el dios dinero y sus seguidores.

Pero el mundo no sólo persigue a los cristianos, también persigue “a cada hombre y mujer porque son la imagen viviente de Dios”, y el amo del mundo no tolera a Dios; tampoco al hombre imagen Suya.

4. Detrás de todo esto está el diablo, “de otra manera no se explica esta oleada en crecimiento de la destrucción del hombre y de la mujer”, hay “una persecución contra el hombre y la mujer para destruirlos” de tantos modos, también ideológicos: “piensen en la explotación humana… el número de esclavos en el mundo es grande”.

II. Glosas y noticias

Subiendo

Hoy es el Domingo de la Ascensión y vamos en ascenso -espiritual y litúrgicamente- para recibir el Don del Espíritu Santo, el Defensor prometido por Jesús, el Poder del Altísimo que cubrió a María con su sombra, el que hizo a Cristo en el seno de la Virgen y de su humanidad.

El Papa, en su última Catequesis sobre el Padre Nuestro del 22 de mayo manifestó que “considerando el Nuevo Testamento en conjunto, resalta claramente que el primer protagonista de toda oración cristiana es el Espíritu Santo. No lo olvidemos”.

Se trata de una verdad tan básica, que se nos olvida, sin embargo “nosotros no podríamos rezar NUNCA sin la fuerza del Espíritu Santo. Es Él quien reza en nosotros y nos mueve a rezar bien. Podemos pedirle al Espíritu Santo que nos enseñe a rezar, porque Él es el protagonista, el que hace la verdadera oración en nosotros. Él sopla en el corazón de cada uno de nosotros, discípulos de Jesús. Él nos hace capaces de orar como hijos de Dios, como realmente lo somos por el Bautismo. El Espíritu nos hace rezar en el ‘surco’ que Jesús excavó para nosotros.

Este es el misterio de la oración cristiana: la gracia nos atrae a ese diálogo de amor de la Santísima Trinidad”, donde en Jesús llamamos Padre a Dios en virtud del Espíritu Santo. Entremos con María la Reina en el espacio Divino de la Trinidad, que Jesús con su Ascensión a la derecha del Padre ha convertido en morada humana.

Pensar

“Hoy no sólo los cristianos son perseguidos”. Se persigue a “los humanos, el hombre y la mujer, porque el padre de toda persecución no tolera que sean imagen y semejanza de Dios… Que el Señor nos haga entender mejor esta gran persecución cultural a través de las colonizaciones culturales, de la guerra, del hambre, de la esclavitud. Que el Señor nos haga entender: hoy el mundo es un mundo de esclavos, no es fácil, hoy, ser libre… El Señor nos dé la gracia de luchar contra esto y restaurar con la fuerza de Jesucristo la imagen de Dios que está en todos nosotros” (Papa Francisco, junio 1º, 2018).

Share this Story
  • Artículos Caminando con el Papa

    Detrás de todo está…

    Caminando con el Papa   Por: CRISTINA ALBA MICHEL I. El Papa y el Evangelio La persecución de hoy 1. Hace un ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Por la puerta angosta

Comentario al Evangelio del XXI Domingo Ordinario (Lc ...

Anuncio