Noticias

Con “M” de María y de Martirio

Papa Francisco en Rumania

Por: CRISTINA ALBA MICHEL

Llegada a Rumania

Mayo 31 y junio 2 Papa Francisco visitó la bellísima Rumania comenzando por su capital, Bucarest, donde recibió la bienvenida del Presidente y homenaje de la guardia de honor. Después celebró encuentros privados con el primer mandatario, la primera ministra y las autoridades civiles a quienes dirigió un discurso.

Fue durante su encuentro con el Presidente que éste le obsequió al Papa un medallón donde artísticamente se reproduce el mapa del país y la letra “M” rodeada de doce estrellas, que representa la victoria de Jesús por María. Un marco de rosas en torno a la imagen, simboliza a Rumania, “jardín de la Madre de Dios”. Al fin de su visita, beatificó a siete mártires.

Encuentros ortodoxos

Por la tarde del 31, en el Patriarcado, el viajero se reunió con el Patriarca Ortodoxo Daniel III y con el Sínodo Permanente, a quienes expresó con afecto: “En este tiempo de Pascua, también yo me regocijo al contemplar un reflejo de Él en vuestros rostros, queridos hermanos”.

Después de los saludos, se dirigieron a la Catedral Ortodoxa de la Ascensión de Cristo, dedicada también a San Andrés Apóstol; la misma que recibe también el nombre de Catedral de la Salvación del Pueblo. Ahí todos los representantes de ambas Iglesias hermanas rezaron, junto con los fieles presentes -unos cinco mil, capacidad del recinto- el Padre Nuestro en rumano y en latín, este último como una concesión de la fraternidad de los anfitriones, cuyo idioma litúrgico es el griego y no el latín, como lo es para la liturgia católica.

La Catedral, hermosa e imponente (120 metros de alto, 126 de largo y 60 de ancho), tras 14 años de obra será concluida en 2024.

Encuentros católicos

Por la tarde del primer día -fiesta de la visitación de María- el Papa celebró la primera Eucaristía de su viaje en la Catedral católica de San José, de la Arquidiócesis de Bucarest, en la cual se veneran las reliquias del Beato sacerdote y mártir Vladimir Ghika, y de San Juan Pablo II.

En el interior, 1,200 fieles; afuera 25 mil: casi la tercera parte de los católicos de esta Arquidiócesis, cuyo Arzobispo es Monseñor Ioan Robu. “María, que camina y encuentra a Isabel, nos recuerda dónde Dios ha querido morar… en medio de su Pueblo”. Así no desfallezcan, “porque el Señor… está en medio de nosotros… como un salvador poderoso”, exhortó el Santo Padre.

Presencia húngara en Rumania

El 1º de junio vía aérea voló el Papa a la ciudad de Bacau y de ahí en helicóptero y coche a la ciudad de Miercurea Ciuc, de la región de Transilvania, donde viven la mayoría de los católicos del país. En ese enclave se ubica el Santuario mariano de Sumuleu o de Csiksomlyo, el corazón húngaro de Rumania, donde presidió la segunda Eucaristía acompañado de unas 100 mil personas, congregadas bajo el frío y la lluvia.

Fue la primera vez de un Papa en Transilvania, la primera que un Papa celebraba la misa en el corazón católico de Rumania, que es destino de peregrinación de los húngaros del país, etnia conocida como székely. Los orígenes de su presencia en Rumania se remontan al Imperio Austrohúngaro.

Niños, jóvenes y familias

La tarde del mismo día viajó el Papa a Iasi, ahí visitó la Catedral de Santa María Virgen y Reina y posteriormente se encontró con los jóvenes y familias en un contexto mariano. En la Catedral dio su bendición así: “Gracias por venir, gracias por estar con su vuestros enfermos y gracias a vosotros que sobrelleváis la enfermedad ofreciéndola al Señor… oremos juntos a la Virgen”.

Se trasladó enseguida a la gran plaza del enorme Palacio de la Cultura para dialogar con los jóvenes y familias. Le preguntaron “cuándo se acabará el mundo”, y respondió: “Cuando las personas no amen más… Porque sin amor y sin Dios ningún hombre puede vivir en la tierra”.

Francisco consagró ese día a la Virgen a más de 100 mil jóvenes, padres, hijos, abuelos y niños.

Las más de 100 mil personas aplaudieron varias veces su discurso, con el cual él les exhortó a realizar “un proyecto de amor… una vocación que nos pone en movimiento, nos hace derribar trincheras y abrir caminos que nos recuerden que somos hijos y hermanos”.

Beatificación de los Obispos mártires

El último día -domingo 2 de junio- tuvo lugar la beatificación de los siete obispos greco católicos rumanos martirizados por el régimen comunista. “nos toca a nosotros luchar ahora como tocó a ellos en aquellos tiempos”, exhortó a los 60 mil presentes en el Campo de la Libertad y a los 20 mil más que lo siguieron a través de las pantallas instaladas en el centro de la ciudad. Destacó Francisco dos virtudes de los nuevos beatos: “la libertad y la misericordia, preciosa herencia” para toda Rumania.

Los gitanos

El encuentro que cerró la visita fue entre los gitanos romaníes y el Papa, quien les pidió perdón por las discriminaciones que han sufrido a través de los siglos también por los católicos y les exhortó a perdonar, a ofrecer sus dones propios: “como pueblo tenéis un rol principal… no debéis temer compartir y ofrecer esas notas particulares que os constituyen… y de las que tenemos tanta necesidad: el valor de la vida y de la familia… solidaridad, hospitalidad, apoyo y defensa de los más débiles, respeto por los ancianos, el sentido religioso de la vida, espontaneidad y alegría de vivir”.

“Donde exista mucho ruido, sepamos escuchar; donde haya confusión inspiremos armonía; donde todo se revista de ambigüedad, podamos aportar claridad; donde haya exclusión llevemos el compartir; en el sensacionalismo, el mensaje y la noticia rápida; cuidemos la integridad de los demás; en la agresividad prioricemos la paz; en la falsedad aportemos la verdad; que en todo privilegiemos abrir caminos para sentir esa pertenencia de hijos y hermanos”. (Plaza de la Cultura, a jóvenes y familias)

-Imagen: Vida Nueva Digital

Share this Story
  • Noticias

    Con “M” de María y de Martirio

    Papa Francisco en Rumania Por: CRISTINA ALBA MICHEL Llegada a Rumania Mayo 31 y junio 2 Papa Francisco visitó la bellísima ...
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Por la puerta angosta

Comentario al Evangelio del XXI Domingo Ordinario (Lc ...

Anuncio