Mártires de ayer y hoy

Por: LUIS EFRÉN

¡Ven, Espíritu Santo!

Como en la época de los primeros cristianos y como sucede hoy día, en México también hubo derramamiento de sangre por creer en Cristo. Y así como en los primeros siglos de la cristiandad los que tenían el poder político fueron los verdugos, también en nuestro país -y otras regiones del mundo- durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX, los políticos y quienes ostentaban el poder civil fueron los verdugos de miles de cristianos.

El historiador y sacerdote de la Arquidiócesis de Guadalajara, Tomás de Híjar, menciona que desde que se expidieron las leyes de Reforma durante la presidencia de Benito Juárez, hubo sacerdotes que se resistieron a dichas leyes y fueron enjuiciados y asesinados por no dejar el lugar donde proclamaban el evangelio, pero la historia oficial ha borrado de la memoria a aquellos mártires -realmente eran asesinados por odio a la fe- y por esta razón no se conservan registros; además, en ese tiempo todo pasó a control del gobierno según las famosas leyes, y a ello se suma el objetivo de enaltecer a una persona que fue presidente y no se portó a la altura, que asesinó inocentes y humilló a la Iglesia Católica no obstante que a ella le debía el haber podido salir de la ignorancia y la pobreza en que vivía, pues aprendió el español, aprendió a leer y escribir y mucho más en un Seminario católico, donde se forman los futuros sacerdotes. Allí estudió algunos años, mismos que le sirvieron para seguir preparándose profesionalmente.

Decíamos que de aquellos mártires del siglo XIX no se tienen registros, pero sí los hay de los mártires cruelmente asesinados por odio a la fe en los años 1910-1940 a todo lo largo y ancho del territorio nacional. Precisamente esta semana, el día 21 es la memoria litúrgica de San Cristóbal Magallanes y compañeros mártires a quienes el también ahora Santo, Juan Pablo II, canonizó hace 19 años en Roma. Entre ellos se encuentra nuestro santo chihuahuense San Pedro de Jesús Maldonado.

Dijimos que hoy son varios los países donde los cristianos siguen sufriendo persecución. Al cierre de esta edición nos enteramos de que en Burkina Faso, país de África Occidental, un templo católico sufrió un ataque terrorista mientras se celebraba la Misa dominical del 12 de mayo, resultando seis muertos: un sacerdote y cinco fieles. Tenemos también el caso reciente de Sri Lanka, donde además de atacar iglesias hicieron lo mismo en hoteles. También reciente (julio de 2016) es el caso del P. Jacques Hamel, de la diócesis de Rouen en Francia, degollado mientras celebraba la Misa por miembros del Estado Islámico, musulmanes fundamentalistas que han perseguido a la Iglesia Católica y han contribuido a la destrucción de Siria, donde ha habido infinidad de mártires.

Sigamos pidiendo al Señor la fuerza del Espíritu Santo para anunciarlo por todos los rincones del mundo. Recuerden que ser bautizado y católico no es un pesar ni un privilegio, sino don y el compromiso de anunciar la Buena Nueva del Resucitado y buscar la común unión de todos los que estamos en este mundo.

Que el Señor dirija nuestros pasos.

Share this Story
  • Editorial En tinta china

    Mártires de ayer y hoy

    Por: LUIS EFRÉN ¡Ven, Espíritu Santo! Como en la época de los primeros cristianos y como sucede hoy día, en México ...
Load More Related Articles
Load More In Editorial

Check Also

De Misión en el Cerro Grande

Diáconos y Misioneros Por: Karen Assmar Durán Prosiguiendo ...

Anuncio