Catequesis

La fe en Dios en el primer mandamiento

Vivir la fe

Por: RAÚL SÁNCHEZ K.

Fe, esperanza y caridad

El primer mandamiento de la ley de Dios abarca la fe, la esperanza y la caridad.

El Catecismo de la Iglesia Católica, citando al Catecismo Romano, expone: “En efecto, quien dice Dios, dice un ser constante, inmutable, siempre el mismo, fiel, perfectamente justo. De ahí se sigue que nosotros debemos aceptar sus Palabras y tener en Él una fe y una confianza completas.

Él es todopoderoso, clemente, infinitamente inclinado a hacer el bien. ¿Quién podría no poner en Él todas sus esperanzas? ¿Y quién podrá no amarlo contemplando todos los tesoros de bondad y de ternura que ha derramado en nosotros?” (No. 2086).

Al inicio y al fin

De lo anterior se sigue la fórmula que emplea la Sagrada Escritura tanto al comienzo como al final de los preceptos dados por Dios al pueblo de Israel por mediación de Moisés: Yo soy el Señor (cf Catecismo Romano 3,2,4). 

La Fe

En su sentido más amplio la fe es un conocimiento, una adquisición de verdades, basado en testimonio de otra persona; tiene, pues, un aspecto de adhesión a otra persona.

Etimológicamente, fe viene de pistis (griego) y fides (latín) que significan confianza, seguridad en la palabra del otro.

En su sentido bíblico, la fe puede describirse como la plena adhesión del intelecto y de la voluntad a la palabra de Dios. Es una adhesión o respuesta que va realizándose en diversos contextos históricos y llega a su culminación con la fe en Jesucristo.

Santo Tomás de Aquino pone de relieve esa unión entre pensamiento y voluntad y San Agustín expresa: No se puede creer si no se quiere.

En el Antiguo Testamento los términos más frecuentes para representar esta actitud del creyente son aman (mantenerse fiel a…) y batah (esperar confiadamente en…).

Fe y vida moral

“Nuestra vida moral tiene su fuente en la fe en Dios que nos revela su amor. San Pablo habla de la ‘obediencia de la fe’ (Rm 1,5; 16,26) como de la primera obligación. Hace ver en el ‘desconocimiento de Dios’ el principio y la explicación de todas las desviaciones morales (cf Rm 1,18-32). Nuestro deber para con Dios es creer en Él y dar testimonio de Él” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2087).

Pecados contra la fe

El primer mandamiento nos pide que alimentemos y guardemos con prudencia y vigilancia nuestra fe y que rechacemos todo lo que se opone a ella. Hay diversas maneras de pecar contra la fe, como la duda voluntaria -también la hay involuntaria- o la incredulidad (cf Catecismo de la Iglesia Católica 2088 y 2089).

Share this Story
Load More Related Articles
  • Catequesis

    Los frutos de la comunión (II)

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. Ya expusimos que son muchos los frutos al recibir la comunión, por ser el ...
  • Catequesis

    Tentar a Dios

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “La virtud de la religión inclina al hombre a rendir a Dios el respeto, ...
  • Catequesis

    Los frutos de la comunión (I)

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Cuando en las fiestas del Señor los fieles reciben el Cuerpo del Hijo, proclaman ...
  • Catequesis

    La magia

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. Denominación Se denomina magia a la aplicación de prácticas o medios irracionales para obtener ...
  • Catequesis

    Participar en la comunión

    Celebrar la fe Por: Raúl Sánchez K. “Es conforme al sentido mismo de la Eucaristía que los fieles, con las debidas ...
  • Catequesis

    La adivinación

    Vivir la fe Por: Raúl Sánchez K. “La adivinación, como tendencia morbosa del espíritu humano a superar los límites establecidos por ...
Load More In Catequesis

Check Also

De Misión en el Cerro Grande

Diáconos y Misioneros Por: Karen Assmar Durán Prosiguiendo ...

Anuncio