Noticias

“Ha valido la pena por una sola mujer que no ha abortado”

Jorge Serrano, perseguido por ser pro-vida

Por: KAREN ASSMAR DURÁN

El líder pro-vida y fundador de los Centros de Ayuda para la Mujer Embarazada (CAM, por sus siglas), Lic. Jorge Serrano Limón, en visita a Chihuahua ofreció a miembros de grupos que trabajan en defensa de la vida y la familia una interesante conferencia titulada: “La responsabilidad del católico frente a la defensa de la vida”, donde magistralmente y desde su amplia experiencia de más de 30 años -en que no han faltado la persecución, la enfermedad y la cárcel- habló del daño que ocasiona el aborto a la mujer. Aseguró que si los gobiernos fueran honestos, este crimen no sería legal en ninguna parte del mundo.

Finalizada la conferencia, realizada el domingo 5 de mayo en el Centro Pastoral de San Felipe, Jorge amablemente concedió para este medio una entrevista en la que él mismo se presentó como “católico, casado con Magda desde hace 41 años, 7 hijos aquí y uno con nuestro Señor, nueve nietos y colaboro en los CAM”.

Refirió cómo surgieron estos centros (el primero en la Ciudad de México) hace casi 30 años, cuya inestimable labor se ha extendido a 20 países y son 187 CAM, 67 en México incluido el de Chihuahua desde 2003, siendo la actual directora Rosario Gutiérrez.

Emocionado, contó que en junio de 1989 participó en un debate en radio donde una activista pro-aborto al final le dirigió “una pregunta que fue providencial, trascendente y que ha rescatado miles de vidas: ‘Jorge, tú que tanto te opones al aborto, ¿qué estás haciendo por la mujer que ha tomado la decisión de abortar?’ Se me quedó prendida esa pregunta”. Dando vueltas al asunto decidió colocar mensajes y contratar una línea telefónica, “línea PRO-VIDA”, a la que el 15 de agosto llamó la primera mujer que deseaba abortar. Ella, tras conocer las implicaciones de un aborto decidió tener su bebé; después “habló otra, otra y otra, atendí 120 mamás de agosto a diciembre”. Capacitó orientadoras que le apoyaran y poco a poco se fue extendiendo esta labor silenciosa que de aquella fecha al 31 de diciembre de 2018 lleva más de 291 mil mamás rescatadas del aborto: “Doy gracias a Dios porque no es una obra mía ni de mi esposa, es obra de Dios, Él es el único que ha podido hacer esto y de esta magnitud y todo lo que hemos pasado ha valido la pena tan sólo por una sola mamá rescatada, ¡UNA!, pero mi Señor ha sido maravilloso, generoso, nos ha dado miles de vidas de mujeres que han dicho ‘sí a la vida’ y han salido adelante con su embarazo”.

Lamentó que cada año, debido al cambio de mentalidad tan radical, “nos ha costado más trabajo convencerlas de no abortar. Cuando empecé en 1989, de cada 100 mujeres que atendíamos, con sólo ver el video de un aborto 90 decidían no hacerlo”; sin embargo con la promoción de anticonceptivos por parte del gobierno y la legalización del aborto en CDMX en 2007, ya no ven como malo quitarle la vida a un bebé en el vientre materno sino como un derecho, de manera que consideran natural que una mujer embarazada que sufrió una violación, que tiene ocho hijos, que al bebé se le detectó síndrome de Down, aborte. Pero “quedan terriblemente dañadas en su mente y en su corazón”.

Ante la terrible realidad, el CAM se ha visto obligado a extender su labor a mujeres que han abortado. De 109 que diariamente abortan en la CDMX en 14 hospitales, “un genocidio enorme”, 109 quedan dañadas de por vida; el CAM sólo puede atender 60 ya que “nos lleva de 6 meses a dos años poder rehabilitar a una mujer que abortó”. Por ello instó a exigir a las autoridades: “¡Frenen el genocidio!”, y exhortó a los creyentes: “No se vale quedarse con los brazos cruzados. Tenemos que trabajar en algún apostolado, los que quieran unirse a nosotros nos pueden llamar, hay mucha ayuda que se necesita”.

En su itinerario, además de Chihuahua capital, Jorge Serrano habría visitado Cd. Juárez, Delicias y Parral: “Quiero mucho a Chihuahua, gente maravillosa, muy buena, los admiro y les he aprendido muchas cosas, sobre todo su amor al trabajo”.

En un mensaje final para los lectores de Notidiócesis expresó: “Me encantaría que el periódico pudiera decir esto: DIOS NOS AMA con todo su ser, DIOS ES VIDA, Dios ha querido necesitar de nosotros para llevar su amor a tantas mujeres dañadas, lastimadas por el aborto. Nos ha pedido que salgamos y ése es nuestro anhelo: servir a Dios y de la mano de María llevar el mensaje de vida”.

¿Cómo apoyar? Comunícate al (614)181-76-55.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Pastoral Educativa presenta libro de la CEM

“Educar para una nueva sociedad” Por: Patricia Carrillo ...

Anuncio