Noticias

Francisco, con Juan XXIII y Teresa de Calcuta

Por: Cristina Alba Michel

Bulgaria y Macedonia, periferias de Europa y de la Iglesia, visitadas por Papa Francisco del 5 al 7 de mayo

1. Países pequeños de grande historia

Alejados de titulares de prensa europeos e internacionales, Bulgaria y Macedonia son dos países pequeños situados en la península de los Balcanes, al norte de Grecia y Turquía, entre el Mar Negro por un lado, y Albania y el Mar Adriático por el otro. Ambos forman parte de un área geográfica donde grandes culturas han florecido y la vida de numerosos pueblos se ha entrecruzado para enriquecer con costumbres del Asia Central (de donde se cree proceden los búlgaros) la cultura eslava y la europea occidental hecha de elementos griegos, romanos y judeocristianos.

Lamentablemente, y hay que decirlo, esto no se dio siempre de manera pacífica, pues la dominación de los pueblos originarios por las potencias en turno ha sido casi constante.

De hecho la independencia de Bulgaria, dominada ocho siglos por los turcos otomanos, ocurrió el 22 de septiembre de 1908, aunque su actual Constitución apenas fue promulgada el 12 de julio de 1991, definiéndose el país como una República Parlamentaria.

La independencia de la actual República de Macedonia se dio el 8 de septiembre de 1991, separándose de la Antigua República Yugoslava.

2. Entre la Ortodoxia y el Islam

En cuanto al cristianismo, desde la división del Imperio Romano en oriental y occidental, estuvo jaloneado por los conflictos de poder entre el occidente romano y el oriente bizantino, así como más tarde por la invasión de los turcos otomanos en el caso de Macedonia y por la órbita de la URSS en el caso de Bulgaria. Esto ha provocado que la Iglesia Ortodoxa y el Islam tengan numerosos adeptos, mientras que la Iglesia católica en los dos países está formada por la minoría de la población. Sin embargo, una minoría muy participativa.

3. La Iglesia Católica

La Iglesia greco católica o católica bizantina búlgara, y la Iglesia greco católica o católica bizantina macedonia, son dos de las 24 Iglesias sui iuris que integran la Iglesia Católica. El nombre de ambas se debe al rito, que les viene de la tradición litúrgica bizantina y su lenguaje litúrgico es el eslavo eclesiástico que heredaron del alfabeto creado por los santos Cirilo y Metodio.

En Bulgaria la Iglesia territorialmente se organiza como Exarcado apostólico de Sofía, dependiente de la Santa Sede a través de la Congregación para las Iglesias Orientales. El Exarcado abarca toda Bulgaria, y tiene su sede en la Catedral de la Dormición, sita en la ciudad capital de Sofía. El Exarca (Obispo) integra la Conferencia Episcopal de Bulgaria junto a los demás Obispos, incluso del rito latino: Monseñor Christo Proykov, presidente de la Conferencia Episcopal de Bulgaria y Exarca de Sofía; Monseñor Gheorghi Ivanov Jovcey, Obispo de Sofía-Plovdiv; Monseñor Petko Jordanov Christov, OFMConv, Obispo de Nikopol.

En Macedonia el territorio de la Iglesia Católica lo conforma la Eparquía de la Asunción de la Santísima Virgen María, también dependendiente de la Santa Sede y bajo la Congregación para las Iglesias Orientales. Su territorio, denominado Exarcado de Macedonia del Norte, abarca todo el país. La sede del Eparca (u Obispo) está en la Catedral de la Asunción de la Virgen, en la ciudad de Strumica. Preside esta porción de la Iglesia Católica, constituida como tal por Papa Francisco el 31 de mayo de 2018, el primer Eparca por él nombrado, Mons. Kiro Stojanov, quien sigue fungiendo como Obispo de Skopie y tiene pocos sacerdotes, pues han de recibir ayuda del extranjero para sobrevivir porque de las aportaciones de los fieles no pueden vivir, además de que las vocaciones autóctonas no son suficientes. De hecho, el Obispo forma parte de la Conferencia Episcopal Internacional de los Santos Cirilo y Metodio, que integra también a los Obispos de Serbia y Montenegro.

4. Población y libertad religiosa

Bulgaria es un Estado laico y la Constitución garantiza la libertad religiosa, aunque un poco paradójicamente declara a la Iglesia Ortodoxa como una “religión tradicional”, lo cual le confiere un estatus social.

Aproximadamente el 82.6% de los búlgaros son cristianos ortodoxos, el 12.2% musulmanes, 1.2% de otras denominaciones cristianas, 4% de otras religiones, 0% ateos y los católicos son el 0.6% de la población. Macedonia respeta la libertad religiosa en la ley y en la práctica. La población, cerca del 65%, está formada por cristianos ortodoxos, 33% musulmanes, el restante 2% son otras confesiones cristianas o creencias. La Iglesia católica es muy pequeña: Compuesta por 20 mil fieles, 15 mil del rito oriental y cinco mil del rito latino, ellos constituyen menos del 1% de la población total.

5. El diálogo ecuménico

Constituye un reto el diálogo ecuménico e interreligioso, pues la mayoritaria Iglesia Ortodoxa en ambos países ha sufrido dolorosas sacudidas y “vive encerrada sobre ella misma”.

Como sucede en otros países otrora bajo el régimen comunista, las Iglesias Ortodoxas buscan reafirmarse y se cierran a todo diálogo con las demás Iglesias cristianas.

Por eso Francisco mantendría sobre todo reuniones de carácter ecuménico y visitaría en Bulgaria las tumbas de los santos Cirilo y Metodio, reconocidos por católicos y ortodoxos. También visitaría un campo de refugiados en la capital, donde por la tarde participaría en una oración ecuménica por la paz.

En la República de Macedonia del Norte, visitaría en Skopie el museo dedicado a Santa Teresa de Calcuta: allí nació la santa y allí se reuniría Francisco con un grupo de pobres, además del encuentro ecuménico con jóvenes y religiosos católicos del país.

Para la Iglesia en Bulgaria, más aún para todo el país, vive todavía el recuerdo de Angelo Roncalli, quien estuviese a cargo pastoralmente de los católicos bizantinos búlgaros cuando era aún Arzobispo: en 1925 fue visitador apostólico y después delegado apostólico en ese país hasta 1934.  La Iglesia católica de Macedonia se ufana de tener en su territorio la ciudad de nacimiento de la santa Madre Teresa de Calcuta, originaria de Skopie, donde vio la luz el 26 de agosto de 1910.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Noticias

Check Also

Santa Rita de Casia, madre y monja ejemplar

Por: RAÚL SÁNCHEZ K. El 24 de mayo ...

Anuncio