Artículos, Caminando con el Papa

El Sol nace por el Oriente

Caminando con el Papa 

Por: CRISTINA ALBA MICHEL

I. El Papa y el Evangelio

Compañero de vida

1. Quinto Domingo de Pascua. La intensidad de espera por el Espíritu Santo crece, su fuego se acerca cada vez más, fuego de amor que fecunda y da fruto en los hijos de Dios: caridad, gozo, paz, paciencia y mansedumbre, fe, templanza, castidad y más…

El tiempo que queda es propicio para unirse, con María, en oración para implorar el Don prometido por Jesús. Él no quiso dejarnos solos pues sabe que “solos no podemos lograrlo… no podemos renacer de ese poco que somos, solamente con la ayuda de la misma fuerza que ha hecho resurgir al Señor: con la fuerza de Dios… nada podemos sin el Espíritu”, señaló el Papa.

2. El Espíritu nos hace “resurgir de nuestros límites, de nuestras muertes, porque tenemos tantas… en nuestra vida, en el alma”. Una vida “que se dice cristiana pero que no deja sitio al Espíritu y no se deja sacar adelante por Él, es una vida pagana disfrazada de cristiana”. Él protagoniza la vida cristiana; Él, quien “está con nosotros, nos acompaña, nos transforma, vence con nosotros”. Y Jesús, “el día de la Resurrección, nos dijo: ‘Reciban al Espíritu Santo’, será compañero de vida, de vida cristiana”.

3. “Pidamos al Señor la gracia que nos da esta conciencia de que no se puede ser cristianos sin caminar con el Espíritu Santo, sin actuar con el Espíritu Santo, sin dejar que… sea el protagonista de nuestra vida”.

Todo esto reflexionó Francisco partiendo del Evangelio del pasado 30 de abril, sobre la pregunta de Nicodemo que deseaba saber cómo es posible lo que dice Jesús, “renacer de lo alto”. La respuesta es -señaló el Papa- el mismo hecho de la Resurrección, “el mensaje de la Resurrección del Señor es este don del Espíritu Santo… ¡Esta es la fuerza! Nada podemos sin el Espíritu… el Compañero de cada día”.

II. Glosas y noticias

El sol nace por el Oriente

1. En poco más de seis años de pontificado Francisco ha realizado 29 viajes fuera de Italia. Si sumamos el próximo a Rumania, Dios mediante serán 30. Durante ellos ha visitado 14 países que están o estuvieron bajo la órbita de la URSS; otros son musulmanes. De los 14, 12 están al Oriente de Europa, excepto Cuba y Marruecos, pero cuando estuvo en Cuba, en el aeropuerto de aquel país celebró el ya histórico encuentro con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill. Todo esto sin contar con que existe una invitación para visitar Corea del Norte, en el extremo Oriente, gobernada por un régimen comunista duro.

2. Sabemos que el Santo Padre tiene el enorme anhelo de visitar Rusia y China; por hoy parece aparentemente lejos de cumplirse por los muy difíciles contextos de ambos países: La ortodoxia rusa sin la suficiente apertura al catolicismo, y China totalmente cerrada, peor aún, obcecada en hacer desaparecer cualquier signo católico o cristiano.

¿Qué busca el Papa en Oriente? Básicamente, dos cosas: la primera, enriquecer el diálogo con quienes piensan tan distinto; la segunda, cuidar de las pequeñas iglesias -católicas y ortodoxas- que quedan en aquellos lugares donde los cristianos tantas veces se han sentido ciudadanos de segunda o de plano han debido ocultarse para salvar su vida.

3. Una tercera cosa hay, no la menos importante: seguir construyendo puentes y oraciones para la unidad de los cristianos, don del Espíritu Santo que cuando sea concedido, dará más temprano que tarde frutos de gozo y paz para la Iglesia y la humanidad.

Así dice Jesús en la segunda parte del Evangelio de Juan, conocida como Libro de la gloria de Jesús o De la hora de Jesús: “Les dejo la paz, les doy mi paz […]. Que todos sean uno: como tú Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Jn. 14,27.17,21).

4. Pronunciadas sus palabras en el contexto de la Última Cena, del lavatorio de los pies, del discurso final del Maestro con la revelación del Padre, la promesa del Espíritu Santo y la oración sacerdotal de Jesús por sus discípulos -momentos que plasman intensamente a Cristo Sacerdote-, no se han cumplido plenamente. Así, Papa Francisco se “orienta” hacia ese momento de plenitud, cuando Jesús se manifieste de nuevo como único y verdadero Redentor ante los ojos asombrados del mundo entero y el gozo de los discípulos que serán de nuevo “uno” en Él, por el Espíritu Santo, para gloria del Padre.

Pensar

El Vicario de Cristo en Rumania del 31 de mayo al 2 de junio. País de Europa oriental que formó parte de la Unión Soviética y sufrió las persecuciones del comunismo. Francisco tenderá puentes con los ortodoxos y evangélicos y reavivará la fe del pequeño rebaño católico.

Share this Story
  • Artículos Caminando con el Papa

    El Sol nace por el Oriente

    Caminando con el Papa  Por: CRISTINA ALBA MICHEL I. El Papa y el Evangelio Compañero de vida 1. Quinto Domingo de ...
  • Comentario al Evangelio

    La Hora de Dios

    COMENTARIO AL EVANGELIO DEL V DOMINGO DE PASCUA Por: MONS. LUIS CARLOS LERMA MARTÍNEZ El capítulo 13 del evangelio de San ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Concluye con más voluntarios campaña “40 Días por la Vida”

La próxima será en Cuaresma Por: Cristina Alba ...

Anuncio