Artículos, Caminando con el Papa

El diablo existe, pero…

Caminando con el Papa  

Por: CRISTINA ALBA MICHEL

I. El Papa y el Evangelio

El diablo existe, pero…

Desde que Jesús vino al mundo, el valle de la tentación y de la soledad “ya no está desolado, sino bendecido por la presencia del Hijo de Dios. Él no nos abandonará jamás”.

1. En varias ocasiones han dicho que el Papa niega la existencia de Satanás. Falso. Muchas veces él ha recordado a los fieles la existencia de aquel que -escribió San Pedro- anda como león rugiente buscando a quién devorar. La última vez fue el pasado 1º de mayo, cuando en la audiencia general reflexionó sobre el comienzo de la vida pública de Jesús, partiendo del texto evangélico de las tentaciones en el desierto. ¡Qué osadía la del diablo! ¡Qué osadas son la soberbia y la ignorancia! Satán, aunque no ignora, la soberbia lo ciega. Nosotros al revés, ¡cuántas veces la ignorancia nos hace empecinarnos y ser soberbios! Hemos de procurar el conocimiento y además pedirle al Espíritu Santo la sabiduría, para estar siempre prestos como Jesús a dar razón de nuestra esperanza a quien nos la pida (también dijo Pedro).

2. Jesús, ungido con la Divina Sabiduría, respondió al diablo con la palabra de la Escritura y lo derrotó. Narra el Evangelio que “Jesús rechazó toda tentación y salió victorioso” al comienzo mismo de su vida pública. Explica Papa Francisco: “la vida pública de Jesús comenzó con la tentación que viene de Satanás” que “estaba presente allí. Mucha gente hay que dice: ‘pero por qué hablar del diablo, es una cosa antigua, el diablo no existe’. ¡No, mira lo que te enseña el Evangelio!: Jesús se enfrentó al diablo. Fue tentado por Satanás”. Tanto la prueba como la tentación “se han presentado misteriosamente en la vida misma de Jesús. Con esa experiencia, el Hijo de Dios se hizo completamente hermano nuestro” y de esa manera Dios nos demostró que “no nos ha dejado solos, sino que en Jesús, Él se manifiesta como ‘Dios con nosotros’ hasta las últimas consecuencias’: durante la vida, en la alegría, en las pruebas, en las tristezas, en la caída, cuando pecamos, pero siempre con nosotros. Porque es Padre y no puede abandonarnos”. Para nosotros Jesús ha derrotado al diablo, a la muerte y a todas las soledades.

II. Glosas y noticias

Tragedia mundial

“Una tragedia mundial de estos tiempos” se ceba con todos aquellos que no tienen trabajo. El Santo Padre pide oración: “Que la figura del humilde trabajador de Nazaret [San José] nos oriente siempre hacia Cristo, sostenga el sacrificio de aquellos que trabajan por el bien común e interceda por todos los que han perdido el trabajo y no consiguen recuperarlo”.

1. Aún para quien tiene empleo remunerado, eso ya no es garantía para dejar de ser pobre. Estudios procedentes de España y Latinoamérica dicen que “la mayoría de las personas pobres y vulnerables en América Latina YA se encuentran ocupadas”. Además, no todas las personas ocupadas laboralmente tienen un empleo digno. Son tres problemas y no uno: tener trabajo, que sea decente, que esté bien remunerado.

Por ejemplo Costa Rica: 70-80% de la población sí trabaja pero no puede mejorar su calidad de vida, sea que trabaje por cuenta propia, para otra persona o para una empresa. Tampoco la educación por sí sola garantiza que no se caerá en la pobreza. Se requieren empleos y salarios decentes.

2. En España, como en México, “falta trabajo decente y sobra precariedad”: Desempleo, pobreza laboral, trabajos temporales, formas atípicas de trabajo, recortes de personal, jornadas extensas mal pagadas, riesgos para la salud y la seguridad, etc., son algunas de las características de los “empleos” de hoy.

Además en México el desempleo subió y seguirá subiendo, al mismo tiempo que sigue disminuyendo el crecimiento económico desde principios del año en curso por la falta de inversión pública y privada, lo cual lógicamente limitará mucho la creación de nuevos empleos.

3. Lógicamente también, las más afectadas serán las familias, como siempre: “Los mexicanos están teniendo que trabajar poco tiempo, o que ocuparse demasiado ganando poco; esa precarización no es adecuada porque afecta a las familias mexicanas” (José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico).

Fuentes: El Financiero, Vida Nueva Digital, El Sol de Tijuana.

Pensar

“El ser humano no puede ser un esclavo del trabajo. En este sentido, un trabajo mal pagado es una expresión… de esclavitud… extenuantes jornadas, vacaciones inexistentes, obligación de trabajar horarios alargados y no remunerados, poca estabilidad laboral”. Por otro lado, “la reducción del tiempo para dedicarlo a la vida personal, familiar… al descanso. Un salario bajo produce reducidas o nulas posibilidades de adquirir bienes que permitan… vivir con estabilidad, así como dificultades para atender problemas de salud o educación”. Así, las personas “viven angustiadas por la desesperanza” (Vatican News).

Share this Story
  • Artículos Caminando con el Papa

    El diablo existe, pero…

    Caminando con el Papa   Por: CRISTINA ALBA MICHEL I. El Papa y el Evangelio El diablo existe, pero… Desde que Jesús ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

¡Podemos cuidar la naturaleza con nuestros hijos!

Por: SILVIA DEL VALLE Entre los mayores problemas ...

Anuncio