Artículos

Afortunados de contar con dos madres

Mes de mayo, mes de María

Por: PATRICIA CARRILLO GÓMEZ

“Una madre no es madre sólo del cuerpo o de la criatura física que sale de su seno, sino de la persona que engendra”. San Juan Pablo II.

El mes de mayo es considerado el más maternal del año, ya que se escogió el día 10 para conmemorar a las madres mexicanas. Para los cristianos, la maternidad es una vocación y un llamado especial de Dios. Al nacer el hijo lo primero que reconoce es la voz de su madre, siendo ésta el primer signo de amor de su Creador.

Los católicos somos doblemente bendecidos por tener dos madres: la terrenal y la espiritual, la Santísima Virgen María. Es llamado este mes muy acertadamente el “mes de María”. En la Cruz, la última acción de Jesucristo fue entregar a su madre a Juan en representación de su Iglesia diciendo: “¡He aquí a tu madre!”, por ello a través de estas palabras se reconoce a María, Madre de Dios, como madre nuestra también. 

Las madres son las primeras maestras de oración y caridad, al mostrar el rostro de Cristo cuando cuidan cada paso de la vida del hijo sin esperar nada a cambio, deseando sólo su felicidad y bienestar.

De la misma manera que una madre enseña a caminar a su hijo, María enseña el camino para llegar al suyo, escucharlo y hacer lo que Él dice, como en las Bodas de Caná: “Hagan lo que Él les diga” (Jn 2,5). Así mismo una buena madre siempre está cerca de su hijo, lista para ayudarlo en sus necesidades, de la misma manera lo está la Madre de Dios para cada uno de sus hijos terrenales.

El 10 de mayo es el día que se rinde homenaje a las mujeres que participan del milagro de Dios en su cuerpo y de quien brindó la gracia para traer la vida a este mundo.

Todo hijo tiene derecho a ser recibido en este mundo en un espacio pleno de amor, ternura y protección que sólo una madre puede brindar, sin embargo existen  múltiples situaciones en las que un hijo tiene una madre del “corazón” y no de sangre, esto se da cuando existe una adopción, al final, ella se convierte en madre sólo por el hecho de brindar amor y protección a un ser que lo necesita, de igual manera  pasan por un periodo de espera lleno de ilusión para poder convertirse en madres.

Algunas madres ya no están presentes, aún así esta fecha no deja de ser importante para honrar y agradecer a quienes trajeron al mundo y se desvivieron por dar lo mejor a su hijo, además, hacer una plegaria al cielo hará sentir más cerca su presencia y confortará el gran vacío que dejó cuando fueron llamadas a la casa del Padre.

Que esta semana tan especial nos lleve a valorar esos seres que lo han dado todo por sus hijos, estén presentes o no, y nos permita acrecentar la devoción a la Madre de Dios que aceptó ser la nuestra también. Así sea.

¡Felicidades a todas las mamás del mundo!

Les presentamos diez madres ejemplo de santidad, las cuales muestran que en la vida cotidiana se puede alcanzar el cielo.

1. Santa Gianna Beretta Molla (1922-1962), quien embarazada enfermó de cáncer y no quiso abortar.

2. Santa Mónica (332-387), madre de San Agustín.

3. Santa Rita de Casia (1381-1457), convirtió a su familia al Señor.

4. Santa Ana, madre de la Virgen María

5. Santa Ángela de Foligno (1249-1309), retada por el ejemplo de San Francisco de Asís, se convirtió al Señor.

6. Santa Isabel de Portugal (1274-1336), mujer caritativa y amansadora de ejércitos.

7. Santa Clotilde (474-545), gracias a ella el fundador de la nación francesa se convirtió al catolicismo.

8. Santa Elena (270-329), madre de Constantino.

9. Santa Celia Guerin (1831-1877), madre de Santa Teresa de Lisieux.

10. Beata Concepción Cabrera de Armida (1862-1937), fundadora de las Obras de la Cruz.

Share this Story
  • Artículos

    Afortunados de contar con dos madres

    Mes de mayo, mes de María Por: PATRICIA CARRILLO GÓMEZ “Una madre no es madre sólo del cuerpo o de la ...
Load More Related Articles
Load More In Artículos

Check Also

Pastoral Educativa presenta libro de la CEM

“Educar para una nueva sociedad” Por: Patricia Carrillo ...

Anuncio